Mostrando entradas con la etiqueta wwf. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta wwf. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de noviembre de 2017

Shawn Michaels vs Bret Hart, WWF Survivor Series 1997



Mañana tendrá lugar Suvivor Series 2017. Eso quiere decir que han pasado ya 20 años desde el Montreal Screwjob, uno de los momentos más importantes e impactantes de la historia del wrestling americano. Tal y como sugirió un amigo del blog, es el momento perfecto para hablar sobre la lucha entre entre Shawn Michaels y Bret Hart en Survivor Series 1997. Hay muchas cosas que decir al respecto, así que vayamos por partes.

A finales de los 80, y principios de los 90, tanto Bret Hart como Shawn Michales luchaban en WWF, en su división por parejas. Michaels era uno de los rockers, un duo joven, guapo y aéreo. Por su parte, Hart, junto a su primo Jim Neidhart, formaba el rosado tandem The Hart Fundation, dos tipos canadienses, técnicos, llenos de talento.

Poco después, con los problemas legales de WWF por, presuntamente, inducir a sus luchadores a consumir esteroides, y con la compra de WCW por parte del poderoso magnate televisivo Ted Turner, las grandes y musculosas estrellas de WWF fueron desapareciendo de la escena, y la mayoría de sus luchadores importantes acabaron en WCW. En ese contexto, Hart y Michaels empezaron a progresar en la empresa, convirtiéndose, al cabo del tiempo, en las principales estrellas de la misma. 

The Hart Fundation y The Rockers ya habían luchado en el pasado. Después, cuando Bret y Shawn empezaron a luchar en singles, se vieron las caras de nuevo, con el título intercontinental en juego. Posteriormente, ya como main eventers, pelearon por el WWF World Heavyweight Championship en varias ocasiones. En WrestleMania 12, tuvo lugar un Iron Man Match entre ellos que todos conocemos.

Para finales del 97, los ratings de WCW Monday Night Nitro eran muy superiores a los de Monday Night Raw, y antiguas estrellas de WWE luchaban en la empresa que dirigía Erick Bischof, como Hulk Hogan, Randy Savage, Big Bossman, Scott Hall, Kevin Nash, Jim Duggan, Sean Waltman, John Tenta, Ted DiBiase, Curt Hennig o Roddy Piper. Y el próximo era Bret. Era un momento muy complicado para Vince, que encima perdía a su máxima estrella, que se iba a la competencia, mientras que Michaels se lesionaría de gravedad poco después. Por suerte para él, de su mediocre e irrelevante roster, consiguió sacar, gracias a la desesperación de la situación, cosas grandes. Los huecos que dejaron Har y Miachels los ocuparían Steve Austin, The Rock y Triple H, lo que acabó siendo lo mejor para la empresa.

Tras su derrota en WrestleMania 12 ante Michaels, Hart ya tenía bastante claro que quería irse. En realidad, como confesaría años mas tarde, Bret dejó WWF porque estaba perdiendo en los ratings frente a WCW, y él quería estar del lado ganador.

En el último año de su estancia en WWF, Hart se unió a su hermano Owen, a Dave Boy Smith, Jim Neidhart y Brian Pillman para crear un stable de canadienses, mientras que Shawn, junto a Triple H y Chyna, estaba destacando con D-Generation X. Sus caminos no se cruzaban, por el momento.

Pero el contrato de Bret estaba a punto de acabarse. Era hora de firmar la renovación, y Vince no tenía dinero suficiente, mientras que desde WCW se regalaban los billetes. Simplemente, McMahon no podía competir con Turner, y parece ser que ni siquiera hizo una oferta, porque necesitaba librarse de un gasto tan grande. Comenzó, después de eso, la última rivalidad de Bret en WWE, de nuevo, frente a Shawn, para terminar lo empezado.

Bret Hart se enfrentó a Undertaker en SummerSlam 1997, en una gran batalla, en la que resultó triunfante, gracias, en realidad, a un error del referee, que era Shawn. Así, se convirtió en campeón, una vez más de la WWF, y siéndolo, firmó con WCW. Ahora, tenía que perder el título, finalizando su rivalidad con Shawn Michaels, que había durado ya demasiado.

Los dos luchadores eran muy buenos dentro del ring, pero muy distintos fuera. Aunque no había habido grandes problemas entre ambos, empezó a haberlos, porque Shawn era una gentuza importante, y eso se notó. Las promos entre ellos se hicieron más duras, y más personales.

Todo se juntó de cara a Survivor Series 1997. Bret era el campeón, había fichado por WCW, debía perder el título en Canadá, y su rival era su, ahora sí, odiado Shawn. Como siempre cuando un luchador abandona una empresa, debía perder el título. Pero no quería hacerlo frente a HBK, y no en Canadá. No quiso hacerlo, y estando en sus últimos 30 días de contrato, tenía poder creativo sobre su situación. Vince se metió en un problema, con todo en su contra. El pánico de que Bret se fuera a WCW con la correa, como había hecho Madusa, recorrió a Bret. Podía ser un golpe definitivo, si Bischoff cogía el campeonato de Vince y lo tiraba a la basura en directo, en la televisión nacional. Quizás las Monday Night Wars acabaran con ello.

Vince, Shawn y el resto de las cabezas pensantes de WWE decidieron que Shawn ganara, aunque Bret no quisiera. Así, durante la lucha, Shawn debía aplicar un Sharpshooter, y, en cuanto lo hiciera, el referee debía hacer sonar la campana, como si el canadiense se hubiera rendido. En realidad, lo que pensaba Hart que iba a ocurrir es que él se libraría, y luego entrarían Owen Hart, Triple H y toda esa gente, motivando una descalificación. El día siguiente, en RAW, Bret dejaría vacante el título. Pero Vince no se iba a arriesgar a que no apareciera.

Si uno ve Survivor Series 1997 de principio a fin, se da cuenta del poco nivel de los luchadores de WWF de esa época. Realmente, era mucho más interesante ver WCW. Eso sí, estamos en Canadá, la cosa está que arde. El estadio está petado de gente, y llegamos al main event. Shawn, un maldito rudo sin corazón, aparece con la bandera canadiense, haciendo los gestos más horribles de cuantos se pueden hacer con una bandera. No creo que nadie se atreva a hacer esas cosas con una bandera americana. No creo que fuera el mejor momento para hacerse odiar, tal y como estaba la cosa.

Luego, suena la música de Bret Hart, y el estadio se viene abajo. Y los dos se matan. Parece que la lucha ha empezado, pero no. Durante unos buenos minutos, se golpean entre el público. O encima de él. Los aledaños del cuadrilátero están llenos de canadienses borrachos que aman a Bret y odian a Shawn, así que se meten en la pelea, y tenemos un millón de referees intentando evitarlo. Vince, Slaughter, Patterson y Brisco también están ahí. Se masca la tragedia.

Después de unos minutos muy buenos pegándose con todo en ringside, entran al ring, y la lucha comienza oficialmente. Shawn salta sobre Hart, haciéndole bastante daño en la cara. Aplica todo tipo de ataques frontales, preparando la Sweet Chin Music. Le golpea, de nuevo, en ringside, con las escaleras metálicas, y la valla protectora. Hay algunos canadienses locos perdidos entre el público, amenazándole. Seguridad se los tiene que llevar a todos.

Bret comienza a utilizar buenos ataques a la pierna de Shawn. Le aplica una figura 4 atado a un palo, y luego otra, en el ring, aunque Shawn consigue reversarla al cabo del rato. La lucha es igualada, y los dos tienen una estrategia clara. Entonces, Shawn consigue aplicar una Sharpshooter, y el referee, Hebner, hace sonar las campana. Se acaba la lucha, Shawn es el nuevo campeón, y Triple H se lo lleva rápidamente al vestuario. Bret mira con cara de asco a Vince, y le escupe.

El PPV termina justo ahí. Pero sabemos, por todo lo que se ha contado, que Undertaker, furioso, obligaría a McMahon a ir al vestuario a explicar lo ocurrido, y que este recibiría un puñetazo de Bret. Hart se fue, mientras Shawn se burlaba de él en una promo en el siguiente programa de RAW. Undertaker se convirtió en el líder del vestuario, y comenzó la era Attitude, con Vince, que antes había hecho las labores de comentarista y anunciador, como claro heel principal. En realidad, lo ocurrido salvó a WWE, porque permitió al dueño de la empresa conseguir un gran odio por parte de los aficionados, que evolucionó, ya con Michaels fuera, en su rivalidad frente a Steve Austin.

Bret, por su parte, llegó a WCW. Y todo, ahí, fue horrible. No se hizo nada interesante con él, y le dejaron incapacitado para luchar, con patadas atroces de bultos como Goldberg y Sid.

En 2005, Bret entró al Hall de la Fama de WWE, como primer acercamiento para la reconciliación. En 2010, volvió a la empresa, recibiendo las disculpas del todavía activo Shawn, que había madurado mucho. Comenzó una rivalidad con Vince, que le llevó a darle una paliza en WrestleMania 26. Debido a su conmoción cerebral, no puede recibir golpes, así que ninguno encajó en esa lucha, ni en el resto de las que protagonizaría en WWE en esos años.

La lucha es muy buena, pero se corta, a propósito, antes de que acabe. Tiene 3.75 estrellas, aunque si contara los minutos de brawl en ringside previos a que sonara la campana (y quizás debería contarlos), la puntuación sería de 4.25

Puntuación: ***3/4

viernes, 3 de noviembre de 2017

Tiger Mask II vs Bret Hart, WWF/NJPW/AJPW Summit 1990




En verano, revisamos 5 grandes luchas en la carrera de Mitsuharu Misawa, como parte de un homenaje por el aniversario de su trágico fallecimiento. Quería, como comenté entonces, comentar otro par de combates, en este caso, menos canónicos, esto es, que no formen parte del conjunto de grandes hitos en su carrera. Algo menos convencional, y que nos dé otra perspectiva del personaje.

En 1990, tuvo lugar un gran evento en Japón, en el que participaron 3 empresas: WWF, AJPW y NJPW. Se llamó Summit, y en él, participaron estrellas de los 3 bandos, conformando uno de los mayores carteles jamás vistos en un evento de lucha libre. Solamente hay que ver el listado de wrestler participantes, para saber de lo que estamos hablando. Estaban Hulk Hogan, Mitsuharu Misawa, Jushin Thunder Liger, The Ultimate Warrior, André The Giant, Giant Baba, Kenta Kobashi, Genichiro Tenryu, Jumbo Tsuruta, Randy Savage, Bret Hart, Masa Chono, Stan Hansen o Curt Hennig. Casi nada.

Hogan luchó frente a Hansen en el main event, mientras que Savage se enfrentó a Tenryu. Las combinaciones fueron deliciosas. Por su lado, Misawa, aún como Tiger Mask, tuvo la lucha más larga de la noche, frente al tipo más hábil de la expedición americana: Bret Hart. Y no fue casualidad. Los organizadores sabían en qué momento de la noche colocar una lucha entre wrestlers eminentemente técnicos, para que hicieran su función en la velada.

El combate entre ambos se da, sobre todo, a ras de lona. Tiger ataca el brazo de Hitman, mientras que este, cuando consigue librarse, aplica fuertes headlocks. Las llaves de Misawa no son muy técnicas, pero hace un gran trabajo, desgastando el brazo del canadiense. Este, no obstante, lo usa para aplicar sus candados. No vende mucho el dolor por el momento, pero sí que se le ve más desgastado al final de la contienda. 

El público estudia la lucha, consciente de que se encuentra ante luchadores con clase. Pero Hart se encarga de animar el ambiente, fingiendo una lesión en la rodilla, para atacar impunemente a Tiger Mask con un clothesline. Estos actos por parte del candiense encienden a los espectadores, que ahora sí, ven la lucha con mucha más pasión. 

Misawa sigue atacando el brazo de Hart. Después de un vuelo a ringside, Bret empieza a dolerse, aunque consigue poner a dormir al japonés, que está a punto de caer en los brazos de Morfeo. Sin embargo, consigue permanecer insomne. En los últimos minutos, tenemos un enfrentamiento con mucha igualdad, hasta que suena la campana, que anuncia el fin de la lucha, que tenía un límite de 20 minutos.

La verdad es que el combate está muy bien, y va mejorando. Es una lástima que no haya ganador, aunque jugaba ese rol en el cartel: mostrar a los luchadores más hábiles a nivel técnico, luchar en igualdad son conseguir discernir quién es mejor. Pero un buen final hubiera convertido a un buen combate en un gran combate.

Puntuación: ***3/4

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Demolition vs Colossal Connection, WWF WrestleMania VI




En este especial sobre Bobby Heenan, hemos hablado sobre su relación con André The Giant. Aunque fue un gran comentador, y fue mánager de muchos rudos, pasó mucho tiempo con el gigante, y fue muy importante en esos últimos años de la carrera del francés, cuando ya tenía muchos problemas de alcoholismo, pero que es lo más documentado que hay en su vida como luchador.

Ya comentamos que en los años 80, lideró a un grupo de luchadores que intentaron vencer a André, sin éxito. Luego, el enorme luchador se unió a él, para que dirigiera su carrera, lo que le sirvió bastante, dicho sea de paso.

Tras su rivalidad con Hogan y ser campeón, en el último año de su carrera como wrestler regular, el gigante ganó el título en parejas junto a Haku. Heenan manejaba a estos luchadores, que se hicieron llamar Colossal Connection.

Durante los años 89 y 90, lucharon bastante contra los Demolition, la versión de los Road Warriors en WWE, y les quitaron el campeonato tag. En WrestleMania 6, recordado por todos por el enfrentamiento entre Hogan y Warrior, Colossal Connection y Demolition volvían a verse las caras. Esta lucha es especialmente interesante, porque, después de ella, André abandonó su alianza con Heenan, y volvió al bando de los técnicos.

La lucha no destaca especialmente. Es un combate de parejas con el formato habitual de la vieja escuela. Y hay que decir que el papel de André es ínfimo. Creo que, en ningún momento, se le da el relevo, legalmente. En la mayor parte de la contienda, Haku domina, siempre con la ayuda del gigante y de Heenan, que golpean al de la cara pintada cuando pueden, de forma ilegal. Esto es así hasta que tiene lugar, al fin, el hot tag por parte de los Demolition. Smash aparece, rompiendo con todo, y junto a su compañero, atacan a los rudos. Hay dobles clotheslines para ambos. André intenta ayudar a Haku: agarra a uno de los Demolition, para que su compañero pueda darle una superkick. Pero el héroe (Smash, creo), se aparta, y es el pobre gigante el que se lleva el golpe, cayendo contra las cuerdas, y quedando atado, mientras Haku es castigado, y derrotado, por la cooperación de Ax y Smash, que ganan, con una gran reacción del público. 

Después de la lucha, Heenan sube al ring, a pedir explicaciones a André. Este intenta explicar que Haku le ha golpeado, pero Bobby no escucha, le dice que él es el jefe, y le da un guantazo. Andre se enfada, y golpea a su mánager, ante el delirio del público. Haku le espera, dispuesto a darle otra patada, pero ahora el francés intercepta el golpe, y castiga también a su compañero. El público lo celebra con algarabía, ya que el gigante vuelve a ser bondadoso.

La etapa como luchador a tiempo completo en WWF de André terminaría poco después. Ya hemos visto que apenas ha podido luchar aquí, y tampoco entró al Royal Rumble 1991, para el que estaba anunciado. Hasta su muerte, en el 92, estuvo apareciendo tanto en WWF como en otras empresas, en México y Japón.

En cuanto a Heenan, seguiría adelante como mánager y comentarista durante bastante tiempo.

Puntuación: **3/4

jueves, 12 de octubre de 2017

Hulk Hogan y André the Giant vs Bobby Heenan, Big John Studd y King Kong Bundy, WWF En el Spectrum de Philadelphia, 11/07/1986




El pasado 17 de septiembre de 2017, falleció Bobby 'The Brain' Heenan, a la edad de 72 años. Lo lamentamos, aunque era algo que se esperaba, porque su salud no era buena. Durante sus últimos años de vida, se le veía en las firmas de autógrafos en un estado realmente malo.

Bobby Heenan es una figura tremendamente importante para la historia del wrestling. Casi todo el mundo le recordará como comentador y manager en WWE, pero también fue luchador, si bien es cierto que nunca destacó tanto como en su faceta parlanchina. Ay, esos tiempos en que los wrestlers sabían hablar.

Vamos a dedicar un pequeño especial a Bobby heenan, de 3 artículos. En el segundo, repasaremos un poco su carrera como luchador, pero hoy vamos a hablar de su etapa en WWF como personaje de apoyo, protagonista de muchos momentos icónicos en la edad de oro del wrestling.

Heenan nunca fue un gran luchador dentro del ring, o al menos no será recordado por ello, pero era muy bueno hablando, y ya en los años 70, empezó a hacer de manager a tiempo parcial. Fue en la AWA, donde adoptó el apodo "The Brain", "El Cerebro", llevando a la pareja formada por Nick Bockwinkel y Ray Stevens a captura varias veces el campeonato por parejas. Posteriormente, también apoyaría a Bockwinkel en su carrera individual como campeón mundial, y llevaría a la empresa al gran Hulk Hogan.

No hemos salido de la AWA, y Bobby, como mánager, ya ha hecho varias cosas lo suficientemente importantes como para ser recordado. Pero en el año 84, llegó a WWF. En esa época, como hace ahora, Vince McMahon estaba robando todas las grandes estrellas del resto de los territorios, y una de ellas era Heenan.

Heenan debía ser el manager de Jesse Ventura, pero este se retiró de los cuadriláteros. Entonces, comenzó una larga rivalidad con Andrá the Giant, teniendo a sus órdenes a otros dos animales de gran tamaño: King Kong Bundy y Big John Studd. Esta confrontación duró años, y pasó de todo.

Y sirvió para preparar el gran evento de la década: WrestleMania 3, con el main event en el que André retó a Hulk Hogan por el título de la WWF. Durante años, se estuvo gestando ese momento, y Bobby fue parte importante.

Aunque El Cerebro apenas luchaba, su manejo del micro le convertía en uno de los mayores heels, un tipo al que todo el mundo odiaba. Y enfrentarse al gigante bondadoso, aumentaba ese odio. Le hizo de todo, incluso consiguió que le despidieran. Pero, en WrestleMania 1, André derrotó a John Studd en una lucha de Body Slams.

Heenan también se enfrascó en una batalla con Hogan. King Kong Bundy se convirtió en su rival para WrestleMania 2, y eso hizo que Hulk y André tuvieran que hacer equipo para enfrentarse a los vasallos de nuestro protagonista. La lucha que hoy comentamos, y que trataremos unas líneas más abajo, forma parte de esa alianza.

Hogan resultó triunfante en el olvidable WrestleMania 2. Pero su felicidad no duró. Durante una promo junto a Roddy Piper, apareció André, acompañado de Bobby Heenan. Hogan no podía entender por qué el gigante se encontraba en tal compañía. Le recordó que ese tipo era basura. Sin embargo, el rostro de André reflejaba un odio que no era normal en él.

Heenan habló. Sus palabras lo dejaron todo claro. El gigante había permanecido imbatido durante 15 años, y merecía una oportunidad por el título mundial en WrestleMania 3. Hogan suplicó a André, no podía unirse a ese desecho, ellos eran amigos. André el exigió que no le tocara. Sólo quería su título, zarandeó al campeón, y le rompió la camiseta. Hogan quedó hundido, sintiendo una mezcla de miedo y pena.

Ya hablamos en su día de la lucha entre André y Hogan en WrestleMania 3. Es interesante señalar que el enorme luchador francés comenzó a utilizar la equipación de luchador de Heenan a partir de su alianza con este. Seguirían juntos hasta WrestleMania VI, evento en el que Heenan golpeó a André por perder su lucha, y este acabó con él.

Pero, aparte de ser el manager de André y otros muchos rudos, Bobby era uno de los comentaristas principales de la WWF. Hacía un trabajo magnífico, siempre apoyando a los malos, y cubría cada momento de color. Son muy recordados algunos comentarios suyos, como su participación durante el segmento en el que Shawn Michaels traicionó a Marty Jannety. 

Como manager, y como comentarista, también destacó mucho durante la estancia de Ric Flair en la WWF. Le puso over desde los comentarios, y le apoyó como manager. La promo de Flair, Mr Perfect y Bobby después de que el Nature Boy ganara el Royal Rumble 1992 fue increíble.

En 1994, fichó por la WCW, empresa en la que hizo un buen trabajo también. Estuvo allí hasta el años 2000 y, posteriormente, entró en el Salón de la Fama de WWE en 2004. Incluso tuvo su pequeña historia con TNA poco después. En 2017, ya con una avanzada edad y con muchas falsas alarmas previas, Bobby Heenan falleció.

La lucha que comento hoy, como decía, está enmarcada en la rivalidad entre Heenan y sus hombres, y la pareja formada por André the Giant y Hulk Hogan. Ocurre en enero del año 86, poco antes de WrestleMania 2. Heenan entra al ring, para participar en un handicap match. En su esquina, están Big John Studd y King Kong Bundy, que se enfrentan al Hulkster y al gigante.

Antes de comenzar, Heenan recuerda que ha sido nombrado mejor mánager del año, aunque recibe los insultos de André. La lucha es puro Entertainment, con el público apoyando mucho a los buenos, y odiando mucho más a los malos. Las trampas de Heenan siempre hacen que los rudos consigan ponerse un poco por delante.

En el Body Slam Match de WrestleMania 1, André aplicó el golpe que da nombre al combate sobre Studd, y aquí, vuelve a hacerlo, ante el clamor popular. Hogan hace lo propio, pero las trampas de los malvados le ponen en desventaja. Los enormes luchadores de Heenan atacan a los buenos, y este aparece para golpear cobardemente cada vez que los ve tocados, aunque es obvio que es el punto débil del equipo, y siempre tiene que acabar huyendo. 

De hecho, en una de sus últimas apariciones, se topa con los puñetazos de Hogan. Los buenos atacan en la esquina a sus tres rivales juntos, y André acaba con Heenan con un big boot.

La luchita es entretenida, para dar fuerza a la rivalidad entre ambos grupos, y reforzar la amistad entre Hogan y  André, de cara a esa posterior traición del francés.

Puntuación: **3/4

sábado, 3 de junio de 2017

Mr Perfect vs Blue Blazer, WWF Live Event Milan, 08/04/1989



El pasado 23 de mayo, se cumplieron 18 años del fatídico fallecimiento de Owen Hart, uno de los mejores luchadores de la historia del wrestling. Fue un día como ese, en 1999, cuando Owen encarnó por última vez al personaje Blue Blazer, durante el evento Over the Edge de WWF. Entonces, debía aparecer desde la zona alta del estadio, y bajar atado a un arnés, como hicieron otros muchos luchadores en la época. Por desgracia, algo salió mal, y el luchador cayó desde una altura de 23 pies, muriendo sin remedio.

La viuda de Owen siempre odió a WWF por lo ocurrido, y, aunque cogió con gusto los 18 millones de dólares con los que la empresa le indemnizó, nunca permitió que Owen fuera exaltado al Salón de la Fama, algo que su hermano Bret siente profundamente, puesto que no se permite honrar la carrera magnífica de un luchador que sentía pasión por el wrestling.

Yo espero, no obstante, que esa exaltación tenga lugar, tarde o temprano. En principio, no es momento de hacer un especial de Owen, porque tenemos muchas cosas entre manos, y me lo guardaré para cuando el canadiense entre en el Salón, o bien, en el 20 aniversario de su muerte, lo que ocurra primero. Las luchas que entrarán en ese especial no deberían bajar de las 4.5 estrellas. Por ahora, recordaré a ese personaje enmascarado que encarnaba en el momento de su muerte.  

Owen volvió a usar el personaje de Blue Blazer durante sus últimos meses de luchador, en storylines secundarias, incluido un tag team con Jeff Jarret. Pero ese personaje es más antiguo, ya lo usó en la empresa a finales de los 80, cuando era básicamente un jobber. Lo más destacado de esa etapa es su rivalidad con Curt Hennig, Mr Perfect, que les llevó a luchar en WrestleMania 5.

Pero esa lucha fue muy corta, y muy poco importante dentro de la cartelera. He encontrado una de un live show que tuvo lugar en Milan, Italia, y fue transmitido por la televisión italiana. Es un poco más larga, aunque sigue siendo algo secundario, pero tiene más chicha.

Hennig comienza con algunas maniobras de lucha olímpica, pero pronto es frenado por el mayor talento de Owen. Se sale del ring, y la gente le pita por cobarde. Lo cierto es que el público italiano está muy metido, y apoya a Blazer a muerte. 

Owen castiga el brazo de Mr Perfect sin parar. Este se duele, puesto que los ataques son duros y hábiles. El canadiense realiza estiramientos de todo tipo, y Hennig tiene que huir a ringside una vez más, llevándose los abucheos pertinentes. Pero vuelve, y pilla desprevenido a su rival, atacando de una forma muy violenta. Después de un montón de puñetazos, aplica candados variados a cuello y cabeza.

Su castigo es duradero y muy efectivo, pero Hart lleva a cabo un comeback que provoca un gran pop entre el respetable. Ataca hábil y veloz, y vuela con un crossbody, pero Hennig le da la vuelta y realiza él el conteo, llevándose una victoria que no deja mal a su rival ante el público, pero que mantiene su predominancia.

Puntuación: ***

domingo, 28 de mayo de 2017

Hart Foundation vs Demolition, WWF SummerSlam 1990



Hace unos días, se anunció la separación definitiva del equipo Demolition, famoso por su trabajo en WWF a finales de los 80 y principios de los 90. Sé que para muchos será una gran sorpresa saber que aún trabajaban juntos, pero así es.

La empresa Keystone Championship Wrestling, que tiene sede en la ciudad de Broomall, Pennsylvania, realizó un evento hace dos semanas, en el que se presentaron los Demolition, Ax y Smash. En el anuncio del evento, se informó de que sería la última lucha del dúo como pareja. No se dijo nada de un retiro, pero es posible que Ax deje de luchar para siempre, puesto que va a cumplir pronto 70 años, mientras que Smash siga en activo.

En cualquier caso, los tiempos de gloria de los Demolition quedan muy atrás, cuando fueron creados en WWF como contrapartida a los Road Warriors de WCW, luchadores que tenían unas reacciones del público inmensas, no comparables a la de ninguna pareja actual, ni siquiera la de los Hardy. Pero los Demolition eran eminentemente rudos, y así fueron siempre. Además, en un momento dado, WWF firmó a los Road Warriors, los renombró como Legion of Doom, y pudieron tener una buena reunión frente a sus imitadores.

Vamos a ver una lucha de los Demolition en su buena época. Nos vamos al año 1990, al mayor evento del verano, SummerSlam. Los Demolition defendían el WWF World Tag Team Championship en una lucha de 3 caídas ante la Hart Foundation, formada por Bret Hart y Jim Neidhart. Pero Ax no participa en la batalla, puesto que el aparece es Crush, el tercer Demolition que WWE había creado para darle más vidilla a las trampas de estos rudos. No obstante, los títulos pertenecían a los tres, puesto que usaban la regla Freebird, como hoy en día hacen New Day, que permite a tres luchadores ser campeones, y cambiar los integrantes de las peleas en las que se tienen que defender los campeonatos.

Ax y Smash habían ganado el título en WrestleMania 6, al derrotar a Andre the Giant y Haku. Durante primavera y verano, después de que ambos equipos salieran victoriosos en WrestleMania, comenzó una rivalidad, en la que Demolition siempre tenía ventaja gracias a su tercer miembro. Así, se decidió que lucharan en SummerSlam, pero tan solo 2 de los rudos podían estar presentes.

La lucha es buena, de vieja escuela, y con un público entregado. Los heels son muy rudos, muy fuertes y físicos, mientras que los Hart tienen más talento, llevan a cabo ataques a los brazos y buenos intentos de conteo. Es una mezcla de estilos bastante buena.

Después de unos primeros minutos de buena pelea, Bret está a punto de cubrir a Smash con un Inverted DDT, pero no lo consigue. Crush deja KO a Neidhart en ringside, así que entre los dos Demolition destruyen a Bret, con un ataque en equipo.

La segunda caída comienza con un intenso dominio de los tíos con la cara pintada, hasta que los canadienses consiguen un hot tag que obtiene una gran reacción del público. Con un gran ataque en equipo, están a punto de ganar, pero Crush lo evita, cogiendo al referee, Hebner, en brazos. Este le descalifica, igualando así las tornas.

Va a comenzar la tercera caída, y vemos a AX llegar y esconderse bajo el ring. Trampas se aproximan. Después de un rato de lucha, Smash cae a ringside, y Ax sube en su lugar, sin que el referee se dé cuenta del cambio. Mucho más fresco, el rudo tiene ventaja sobre Bret.

Con el referee distraido, Ax y Smash atacan juntos a Bret, cuando el público entra en júbilo, al ver a los Road Warriors, que habían llegado a la empresa poco antes. Legion of Doom destruye a los tramposos, y Bret consigue llevarse con un paquetito al distraído Crush para conseguir la victoria.

Buena lucha, buen ambiente y buen storytelling.

Puntuación: ***1/4

lunes, 24 de abril de 2017

The Ultimate Warrior vs Rick Rude, WWF SummerSlam 1990




Rick Rude fue uno de los grandes rivales de Ultimate Warrior en su carrera en WWF. Al menos, es el tipo que mejor luchas le sacó, después de Randy Savage. Y se enfrentó a él tanto cuando era Campeón Intercontinental, en 1989, como cuando era Campeón Mundial de WWF, en 1990. En ambos años, se dio la batalla entre los dos en el gran evento del verano, SummerSlam, aunque hubo más.

En el 90, Warrior era el campeón de la empresa, aquel que había derrotado a Hogan en WrestleMania 6. Por su experiencia en el 89, la empresa sabía que Rude era uno de los pocos luchadores que podían sacar algo bueno del Warrior, así que, de nuevo, hizo de rival suyo. Si no me equivoco, en esta época, Rude tuvo las únicas oportunidades en su carrera de hacerse con el título principal de la WWF. Y es que, la mejor parte de la carrera de Rick tuvo lugar en WCW.

En su paso por WWF, Rude disfrutó de la compañía de Bobby Heenan, un manager que se hacía odiar, y con el que cualquier luchador conseguía un gran status de rudo. En la lucha frente a Warrior, su presencia es vital.

The Ravishing y Heenan llegan primero a la batalla, que tiene lugar dentro de una steel cage, de las azules de aquella época. Rude hace una promo antes de la batalla, para asegurarse el odio del público. Se quita la bata, y deja ver sus músculos, y sus mallas, que están customizadas con parodias del Warrior.

Después de ellos, llega el campeón, corriendo y con un gran pop, como siempre. Escala la jaula, y se lía a mamporros desde arriba con su rival. El referee indica el comienzo de la batalla, cuando los dos están todavía arriba, colgados.

A Rude se le pasan pronto las ganas de golpear al Warrior, y ya solo piensa en huir. Warrior lo lanza contra el metal en varias ocasiones, hasta que es él el que se estampa contra la jaula, tras un salto fallido sobre Rude. Este le da de su propia medicina, e intenta huir cuando tiene ocasión.

Rick aplica el Rude Awakening, y tiene la oportunidad de huir, pero se sube a la parte de arriba de la jaula, y salta sobre Warrior. Heenan se enfada, porque quiere que salga ya, pero Rude se empeña en demostrar que puede con el Warrior. Vuelve a saltar desde la otra esquina, pero Warrior le recibe con un puñetazo. El campeón es ahora el que intenta escapar por la puerta, pero Bobby le pega con ella en toda la cabeza. Rude intenta el conteo, pero no llega a 3.

Ahora es Rick el que intenta salir, pero mientras su manager tira de él desde fuera, Warrior tira desde dentro, le tira de la malla, y le deja el culo al aire, mientras el público grita. Warrior impide que Rude escape, y ataca violentamente a Heenan. Después, aplica su Gorilla Press Drop, y escapa por encima de la jaula.

Esta es una lucha buena y muy divertida. No es una gran demostración de capacidad luchística, pero se disfruta mucho. Seguiremos viendo alguna lucha más de Rude, en su etapa de WCW.

Puntuación: ***1/4

domingo, 23 de abril de 2017

The Ultimate Warrior vs Rick Rude, WWF SummerSlam 1989




Este año, al fin, ha entrado al Hall de la Fama de WWE Rick Rude, un luchador fantástico, que en realidad no conoce mucha gente. Falleció joven, en el año 1999, con tan solo 40 años. Eso dificultó un poco su inducción, ya que WWE pone un número limitado de luchadores fallecidos en cada edición, porque dan menos juego. Pero ha llegado el momento.

Rick Rude fue, principalmente, rudo en su carrera. Era un tipo muy atlético y musculoso, con un buen bigote y una bonita melena. Hacía, además, un movimiento sexy de pelvis antes de sus luchas, siendo así el terror de las chicas. Era parecido a personajes de México como Hector Garza, aunque, si bien Garza tenía muchas fans aún siendo rudo, todo el mundo odiaba a Rick Rude como Heel, y las mujeres no se dejaban engatusar por él.

Rick Rude debutó en el año 1982, y llegó a luchar pronto en diversos territorios de la NWA, sobre todo en Florida. Allí, en la NWA Florida, se convirtió en campeón en el 85, época en la que iba acompañado por un manager llamado Percy Pringle, que todos conocerán por el nombre de Paul Bearer, quién llegó a ser Hall of Famer antes que el propio Rude. Después de esto, Rick luchó en WCCW, y en Jim Crocket Promotions. Ahí, formo una gran pareja con Manny Fernández, y tuvo la suerte de enfrentarse a otra pareja que ha sido inducida en esta edición del Salón de la Fama: Ricky Morton y Robert Gibson.

Rude fue fichado por WWF, lo que dio fin a esa pareja. Su paso por la WWF a finales de los 90 es la etapa más recordada de su carrera, si bien sus grandes luchas son anteriores, o posteriores. En la empresa de Vince, tuvo grandes rivalidades con gente como Jake Roberts, Ultimate Warrior y Roddy Piper. Y es que, aquí también fue manejado por un gran representante, Bobby The Brian Heenan, quién elevó su papel de heel hasta lo más alto. Entre la voz de uno, y las payasadas del otro, la pareja se ganó un gran odio.

Después de tener una gran rivalidad con Ultimate Warrior, que comentamos unas líneas más abajo, Rudé dejó WWF, en el año 91, para ir a WCW. En esa época, en la empresa había un nivel de wrestling muy alto, y Rude participó en Wargames, un Iron Man Match frente a Ricky Steamboat, y se convirtió en campeón mundial, al derrotar a Ric Flair. Fueron años muy buenos.

Rude, como campeón, tuvo la oportunidad de pelear bastante en Japón, y tuvo una buena rivalidad con Sting también. Pero una lesión en la espalda le llevó a dejar el título vacante, y se retiró.

Sin ambargo, unos años después, Paul Heyman lo trajo de vuelta al mundo del wrestling, para la ECW, de donde dio el salto, de nuevo, a WWF, para formar parte de D-Generation X. Aunque no llegó a luchar, hizo de gerente del grupo. Pero duró poco.

Rick Rude se convirtió en el primer luchador en aparecer en dos programas de Wrestling al mismo tiempo.  Aunque había trabajado en las grabaciones de Monday Night Raw, abandonó WWF, y fichó por WCW, apareciendo en el programa de Monday Night Nitro que se emitía en directo, a la misma hora que Raw. Fue un golpe duro para Vince. El papel de Rude volvió a ser de manager, en este caso de Mr Perfect, Curt Hennig.

En el año 99, Rick se estaba preparando para un regreso activo al ring, pero no lo consiguió. Falleció debido a un paro cardíaco, relacionado, como suele pasar, por una mezcla abusiva de medicamentos.

Revisaré, dentro de este especial sobre el Hall of Fame de WWE en 2017, un par de luchas de Rude en su paso por WWF, ambas frente al Warrior. Luego, me gustaría comentar dos combates de más nivel en su etapa posterior en WCW.

La rivalidad entre Ultimate Warrior y Rick Rude se mantuvo durante más de año y medio. Todo comenzó en Royal Rumble 1989, con una competición de musculatura entre ambos. Aunque Rude pensaba que era el más guapo, el público votó unánimemente por el guerrero, lo que causó un gran enfado en el rudo.

Warrior acabó poniendo en juego su Título Intercontinental en WrestleMania 5 ante Rick, y sorprendentemente, lo perdió. La colaboración de Heenan fue fundamental en este cometido.

La rivalidad continuó, y Warrior y Rude se volvieron a ver las caras en SummerSlam 1989, en una lucha que el Warrior comenzó dominando de una forma absoluta, a pesar de que, en WWF, normalmente es el rudo el dominante principal de las luchas. Warrior lanza volando fuera del ring al Ravishing mediante un Gorilla Press Drop, y le golpea con un objeto en la espalda, lo que debería ser motivo de descalificación, pero el referee no dice nada. El héroe continúa con su castigo a la espalda del rival, con suplexs y body slams, tanto en el ring como en el suelo de ringside. Rude no puede hacer nada.

Rick se duele, pero no para de recibir. Esto es así, hasta que consigue que Warrior se pegue en sus partes sobre la esquina del ring. Después de eso, es el bigotudo el que aplica ataques a la espalda de su rival, y en concreto, a su zona lumbar. Es un castigo muy bueno. Su autor intenta rematar con la Rude Awakening, pero Warrior consigue evitarlo gracias a su fuerza sobrehumana. No obstante, Rick le atrapa con una sleeper, y luego hay un choque triple, en el que tanto los dos luchadores como el referee quedan KO.

Warrior tiene un brote de su baile de San Vito. Ataca con Back Drop, con varios clothelines, y con un Power Slam, pero el referee está frito. Consigue despertarle para que cuente tras un piledriver, pero es demasiado lento, y Rude sobrevive.

Warrior sigue atacando como un loco con otro gran Power Slam, pero Rude frena su splash con sus rodillas. Ahora, domina por completo, y aplica 2 piledrivers. Warrior está en peligro, pero la gente grita como loca, ya que aparece Roddy Piper. Rude hace su bailecito, pero Piper se levanta su falda escocesa, enseñándole el culo. Rude queda en shock, y no ve llegar al Warrior, que  le destroza con sus ataques finales habituales. El de la cara pintada gana así, por segunda vez, el título Intercontinental.

Puntuación: ***1/2

lunes, 10 de abril de 2017

George Steele vs Randy Savage, WWF Saturday Night Main Event 21/02/1987




Hemos visto las trampas de George Steele como rudo. Pero tuvo una última etapa como face en WWF en la que se ganó el amor del público, y ayudó mucho a ello la gran historia que tuvo con Randy Savage y Miss Elizabeth.

George Steele era un tipo muy inteligente, a pesar de su personaje, y era capaz de hacer promos como los mejores. Hay que tener en cuenta que tenía una licenciatura en ciencias. Pero Vince opinó que eso no era lógico, que un personaje de hombre-animal no podía hablar de forma inteligente. En una promo, frustrado, acabó diciendo algo así como "Duh dah dahh", que encantó a todo el mundo, y se convirtió en parte de su personaje, así como gritos de "You! You Go!".

Steele interpretaba muy bien a ese personaje, y con los años, se situó como uno de los más queridos. Posteriormente, llegó la gran rivalidad de su carrera, la que mantuvo con Randy Savage.

Savage y Steele pelearon en el fatídico WrestleMania 2, con el título Intercontinental en juego, saliendo Savage ganador. No fue una gran lucha, pero Steele tuvo su gran momento en WM, porque además, había mucho interés en esa rivalidad. Y, aunque acabó pronto, el público aún la exigía, así que continuó durante los años 87 y 88.

De la rivalidad entre Savage y George no salieron grandes luchas, pero la historia era bonita. Era un cuento de hadas, La Bella y la Bestia. Y es que, Steele se encaprichó de Elizabeth, y quería que fuera su mánager. Esta le veía con dulzura, sabía que era un buen chico, mientra que Savage era un cabrito.Esta historia causaba sensación.

Miss Elizabeth no era un mánager cualquiera. No era como ahora, que pueden poner a Alicia Fox con cualquiera, y eso no significa nada. No, en esos tiempos, Savage y su mujer formaban un dúo genial, y protagonizaron muchas historias en las que su relación era muy importante. Muy buenas momentos se crearon gracias a eso.

Savage se enfrentaría a Ricky Steamboat en WrestleMania 3, con George en la esquina del babyface. Pero, durante los meses anteriores, Savage siguió peleando con Steele, que contaba con el apoyo de Ricky. Pelearon en varios especiales de Saturday Night Main Event. Tuvieron una lucha de Lumberjacks, y la lucha de la que hablamos hoy.

Porque Steele llegó a secuestrar a Elizabeth. Se la llevó, y esta no puso mala cara. Por eso, se decidió llevar a cabo una lucha del tipo "Winner gets Miss Elizabeth", o sea, que el ganador se lleva a la chica. En este caso, se la lleva como mánager, no penséis cosas raras. Steele la quería junto a él, y la chica no se mostraba muy disgustada con el posible cambio. Randy quería negarse a esto, pero tuvo que aceptar la lucha.

A pesar del gran ambiente y la gran historia, la lucha es poca cosa, como todas las de la rivalidad. Elizabeth se sienta en una silla alta, y George va a admirarla, lo que aprovecha el Macho Man para atacarle por la espalda, y llevarse a la chica. Pero aparece Steamboat y bloquea la salida. Obliga al rudo a volver al ring, donde recibe los ataques en la cabeza del Animal.

Sttele le parte la cabeza contra el esquinero varias veces, y procede a romperlo, como siempre. Randy le ataca por la espalda. Savage domina, pero recibe bocados y ahorcamientos, y también come espuma del esquinero.

Steele va a por Elizabeth, y es atacado por la espalda por su rival, que le tira la silla gigante encima, aplastándolo. La cuenta llega a 10, y Randy resulta vencedor, llevándose a la chica. El Animal le ataca tras la lucha, pero ha perdido.

Bonita historia que recrea el cuento clásico de La Bella y la Bestia, años antes de que Disney hiciera su magnífica versión. Unas cuantas semanas después, Savage se enfrentaría a Steamboat en un gran encuentro en WrestleMania 3, y Steele le vería perder con alegría.

Steele se retiraría en el año 88 por una lesión, y trabajaría después como agente. En el año 1995, fue introducio en el Salón de la Fama de WWE.

Puntuación: **1/2

domingo, 9 de abril de 2017

George Steele vs Hulk Hogan, WWF 10/08/1984




Antes de WrestleMania, comenzamos un especial sobre George Steele, como homenaje póstumo al Animal. Vamos a hacer un pequeño parón en el análisis del gran evento de WWE para terminar ese especial, viendo un par de luchas más del Hall of Famer recientemente fallecido.

Ya lo vimos llegar a WWWF, y mostrarse como un personaje muy peculiar y amenazador, que quería robarle el título mundial al gran campeón de la época, Bruno Sammartino. No tuvo suerte  en ese intento, pero mantuvo su personaje el tiempo suficiente para poder enfrentarse a otros dos grandes héroes: Bob Backlund y Hulk Hogan.

Quizás el momento más importante de su carrera sea su victoria frente al Hulkster, en el año 1984, cuando comenzaba su reinado de 4 años como WWF Champion. Su divertidísimo papel en la película Rocky 3, en principio enfadó a Vince, pero lo cierto es que un tipo con ese carisma, ese tamaño y esos músculos, además de la fama que le había dado la película y el talento luchístico demostrado en Japón, le convertían en una mina de oro. En el 84 comenzó el mayor negocio de la industria, y Steele tuvo la suerte de formar parte de él.

Porque, después de comprarle la empresa a su padre y comenzar a robar todos los grandes talentos de los diversos territorios de Estados Unidos, Vince era imparable, y con Hogan como campeón, destruyó a casi toda la competencia. Imaginaos, por tanto, lo importante que era derrotarlo. El 10 de agosto de 1984, el campeón se enfrentó al Animal, George Steele, acompañado de su manager, el malvado Mr Fuji. George no tiene una pinta amenazadora, de hecho, da penilla, parece un señor mayor al que se le ha ido un poco la cabeza. Llega haciendo sus gestos animalescos, y mordiendo el protector del esquinero.

Y, por otro lado, entra al ring Hulk Hogan, ante una reacción del público inmensa. La lucha es por el título, aunque nadie cree en las posibilidades de George. De hecho, cuando empieza el enfrentamiento, se pone a hacer cosas raras, y Hulk Hogan responde mostrando músculos. Tal es el poder del héroe, que el Animal huye a ringside, ante las risas del público.

La verdad es que la lucha es muy propia de la época. Me gusta, porque es puro storytelling. Tenemos un personaje extraño, con sus peculiaridades luchísticas y su estrategia para ganar, y un gran héroe al que todo el mundo quiere, que es muy bueno contando historias y vendiendo los ataques del rival. Aunque Hogan comienza pegando contra las mesas en ringside, pronto Steele le hace un piquete de ojos, y comienza a golpearle en la frente, mordiéndole como un animal, y rompiendo del todo el protector para acabar de destrozarle la cabeza a su rival.

Pero es él el que se lleva el golpe contra el esquinero desprotegido, y recibe otros buenos ataques del Inmortal. Eso hace que Steele vuelva a buscar sus trampas habituales, sacando un objeto de su pantalón, y golpeando la frente de Hulk cada vez que el referee no mira. El público está que trina.

Hogan se recupera, tiene su habitual baile de San Vito, y comienza a golpear al retador con furia. Le propina una quebradora, y va contra las cuerdas para buscar su Leg Drop. Pero Mr Fuji le hace la zancadilla, y el Animal golpea a Hulk por la espalda. Mientras el rudo discute con el referee, Fuji le tira arena en los ojos al campeón, que cae fuera del ring, ciego. No puede ver, no puede subir al ring, y Steele gana la lucha por Count Out, mientras caen objetos desde el público, que está muy enfadado.

Gran victoria para George, en un espectáculo muy entretenido, y que nos muestra como era el wrestling en esa época, y lo importante que era para el público.

Puntuación: ***

lunes, 3 de abril de 2017

Steve Austin vs Bret Hart, WWF WrestleMania 13



WrestleMania 33 está aquí. No me gusta hacer especiales con los mejores combates de WrestleMania, porque esto es un blog abierto, que debe durar años, y si lo hago en una edición, me quedo sin material para la siguiente. Prefiero comentar un par de cosas que sean especialmente interesantes para la edición en la que nos encontramos.

Tenía dos luchas preparadas para este fin de semana, pero me he quedado sin tiempo, y tendré que guardar una de ellas para dentro de unas semanas. Creo que, incluso entonces, será interesante comentarla, ya que está relacionada con el contexto geo-político actual. Para hoy, antes de que comience WrestleMania 33, vamos a ver una lucha que vamos a disfrutar: Steve Austin vs Bret Hart en un Submission Match, en WrestleMania 13.

Y es que, han pasado 20 años ya desde que tuviera lugar ese brillante enfrentamiento en el mejor escenario posible, el de WrestleMania, si bien es cierto que  no es el main event de la velada, porque ese honor quedó reservado para el enfrentamiento entre Sid y Undertaker, que fue muy malo. Pero WrestleMania 13 siempre será recordado por  la lucha de rendición entre Austin y Hart.

Que el espectador que se acerque a esta lucha no se espere el gran espectáculo que es hoy en día WrestleMania, con estadios inmensos y carteleras llenas de leyendas. En esa época, era casi un evento más, y la escenografía era la misma de siempre. De hecho, solo hay 18.000 espectadores en las gradas. Dicho esto, aún en esa época, lo mejor se guardaba siempre para WrestleMania, y este combate se creó para hacer historia. Como referee especial está Ken Shamrock, un gran luchador de MMA que, a raiz de esta aparición, comenzaría una carrera en WWE que dejaría algunas cosas buenas. Aquí hace el papel de árbitro, con unos brazos que asustan.

La rivalidad se había construido durante mucho tiempo. Steve Austin era un rudo muy odioso, y Bret Hart era el mejor luchador del mundo, un tipo que había subido desde lo más bajo en la empresa, hasta ser varias veces campeón, a base de dar buenas luchas. Hart ya había vencido a Austin en Survivor Series 1996, en una muy buena lucha, pero después de eso, la audiencia empezó a cogerle cariño a Austin.

Y es que su actitud en contra de la autoridad atraía a la audiencia. Ya no eran tiempos de grandes super héroes, y eso lo había probado en la competencia la NWO, vendiendo muchísimas camisetas, a pesar de ser un grupo de rudos. Los niños que se habían acercado a la empresa para vibrar con Hulk Hogan y el Ultimate Warrior eran ahora adolescentes que veían en la relación entre Austin y Vince McMahon la misma que tenían ellos con sus padres. Steve Austin se convirtió en el anti-héroe perfecto.

El combate entre Austin y Hart en WrestleMania 13 cambió la historia de la empresa, y la salvó, porque, a partir de él, Steve Austin creció como el gran anti-héroe que los aficionados querían ver, mientras Bret, abandonaba la empresa. Y la forma de perder de Steve, sin rendirse y quedando KO por la pérdida de sangre, ayudó mucho a eso.

Pero hay que dejar claro que Austin es el malo aquí, y eso se nota. La lucha comienza con mucho brawl, con ambos peleando entre el público. Muy pegados, con una seguridad muy permisiva, de manera que es el propio Shamrock el que tiene que apartar a muchos aficionados.

Austin y Hart se pegan con las escaleras metálicas, y vuelven al ring. Hart conecta varios golpes en la cabeza muy buenos, y luego se centra en la pierna de su rival, que tiene un protector en la rodilla. El castigo enfocado de Bret es impecable, magnífico, como cabría esperar.

Austin apenas puede moverse. Recibe llaves y golpes de todo tipo. Bret aprovecha que aquí no hay descalificación para hacer una Figura 4 en el poste, que resulta muy dolorosa.

Austin no se rinde, y su rival recurre a los objetos. Quiere hacerle daño en la pierna con una silla, pero Austin le pega con ella en la cabeza. Y luego en la espalda, y comienza a llevar a cabo varios ataques ahí con el fin de hacerle rendir posteriormente con varias llaves. Austin conecta las Walls of Jericho, pero no consigue llevarse la victoria. Luego intenta el Sharpshooter, pero Bret le frena con un piquete de ojos.

Los luchadores vuelven al brawl, y Austin es lanzado contra las mesas, y golpeado con las vallas metálicas. Sangra profusamente, y pierde mucha sangre. Y Bret, que sabe más que nadie en este negoico, le golpea en la cabeza de una forma enfermiza.

Austin está desangrándose, pero no se rinde. Bret vuelve a por la pierna, usando sillas, pero Steve no permite que se cierre sobre él de nuevo el Escorpión. Intenta atacar con violencia y desprecio, y cortes de manga. Ahorca con los cables a su rival, pero Bret le pega con la campana en la cabeza, abriendo aún más su herida. Después de eso, aplica la Sharpshooter durante mucho tiempo, mientras la sangre cae desde la frente de Austin al ring. Austin, heroico, no se rinde, aguanta, se levanta con los brazos, y llega a desestabilizar a Bret. Pero este retoma de nuevo la posición correcta, y la llave continúa. Al final, Austin queda KO, ha perdido tanta sangre que no se mueve. Shamrock para la lucha, y aunque Stone Cold no se ha rendido, ha sido derrotado.

La lucha es muy grande, y hay poco que se le pueda achacar. Hart está perfecto, aunque es cierto que en ningún momento se siente que Austin pueda ganar. Sus ataques no están al nivel de los de su rival.

Puntuación: ****3/4 

lunes, 13 de marzo de 2017

Bruno Sammartino vs George Steele, WWWF Philadelphia Spectrum 20/08/1977




George 'The Animal' Steele falleció recientemente, así que vamos a mirar dos o tres luchas suyas. Sé que la mayoría de los fans no lo conocerán, y que los que lo hagan, lo recordarán más por estar en ringside en algunas luchas de finales de los 80. Pocos lo han visto luchar, y tampoco hay información sobre sus capacidades in-ring.

Hay que comentar que Steele tiene una web, con una sección sobre su carrera bastante interesante. Recomiendo su lectura. 

Steele llegó a WWWF a mediado de los años 70. En esa época, la empresa tenía un modelo de funcionamiento muy claro: tenían un gran campeón, que era un héroe al que todo el mundo amaba y al que era imposible vencer. De una forma similar a lo que ocurría con los cómics de la era dorada de Marvel, las principales stroylines de la empresa consistían en la aparición de un villano odioso que con sus trampas y su poder, ponían en peligro el reinado del campeón. En los 70, el título lo tenía siempre un face, que lo perdía ante un rudo, cuya labor era hacer de puente entre un reinado y otro.

Bruno Sammartino era el gran campeón de la época. Y quizás el mayor de la historia de la empresa. El animal George Steele fue uno de los rivales que llegaron a la empresa para atraer gente al Madison Square Garden, y ver a Bruno vencer a un nuevo y malvado rival. Otro de ellos fue El Oso Ruso, Ivan Koloff, también fallecido recientemente, y del que hablaremos próximamente. Este sí que venció a Bruno, para llevar a cabo el citado rol de campeón de transición.

George 'The Animal Steele' fue un personaje muy llamativo, de ahí la atracción que sentía el público por sus enfrentamientos ante Sammartino. Era un hombre bestia, un bicho que no hablaba, y que mordía los protectores de las esquinas, sacando la arena que había dentro, y lanzándola por doquier. Esto aumentaba el odio de la gente, como se ve en la lucha que vamos a comentar hoy, en la que hay gente de las gradas que quiere golpearle.

Esta lucha es de agosto del 77, en el Spectrum de Philaddelphia, pero hay peleas en el Madison Square Garden de Nueva York que son básicamente iguales. Y es que, en esa época, la misma storyline se hacía varias veces en distintas ciudades, porque el negocio principal estaba en los seguidores que acudían en vivo a las arenas principales, como sigue pasando hoy en día en el Consejo Mundial de Lucha Libre de México. 

Tenemos un combate entre Steele y Sammartino por el Campeonato Mundial de WWWF. Pero Bruno no deja ni que comience la lucha, ataca al animal violentamente, sin parar. Todo el mundo le odia, y Sammartino el que más, después de los líos que había habido en anteriores encuentros. Y es que, al animal le gustaba mucho usar objetos para atacar a sus rivales.

La campana suena, y cuando Steele se atreve a entrar en el ring, recibe una buena paliza. Los puñetazos de Bruno son potentes, así que el rudo busca su trampa habitual. Como en todos sus encuentros, el único que no se da cuenta de que Steele va armado es el referee. El bestiajo tiene ventaja gracias a esa herramienta, y todo el mundo está en su contra.

Sammartino le quita el objeto de un puñetazo, y sigue golpeándole, hasta lanzarlo de forma violenta contra el esquinero. Steele no se puede levantar, y la cuenta llega a 3.

La lucha no es mucho, pero el odio que hay en el ambiente está muy bien. Es de esas cosas que ya no funcionan, pertenecen a otra época, y se disfrutan. Antes y después del combate, hay violencia entre los wrestlers, y el público participa en ello también.

Puntuación: **1/2

viernes, 10 de febrero de 2017

Steve Austin vs Kurt Angle, WWF SummerSlam 2001




Estamos haciendo una serie de posts especiales, en honor a los luchadores que, este año, 2017, serán inducidos al Salón de la Fama de WWE. Kurt Angle es la estrella de esta edición, así que, al menos, miraremos 5 luchas suyas. Ya han sido anunciados otros miembros, así que tenemos que ir avanzando.

La tercera lucha que he visto de Angle es aquella en la que se enfrentó a Steve Austin en SummerSlam, en plena storyline de La Invasión de WCW y ECW. Pongámonos en antecedentes.

Ya comentamos la lucha de eliminación de Survivor Series 2001, donde acabó la historia de la invasión. El equipo de WWF venció a La Alianza de WCW y ECW. Pero, como vimos, en ese equipo de La Alianza estaban Steve Austin, Kurt Angle y Shane McMahon, además de Booker T y RVD. O sea, que, al final, era una rivalidad entre la gente de siempre de WWF, nada de WCW, nada de Hogan, Goldberg, Nash o Flair.

En la invasión, Shane y Stephanie se habían hecho con el poder de WCW y ECW, y se enfrentaban a los miembros de la WWF. Aunque los invasores habían comenzado siendo los buenos, pronto se pasarían al lado oscuro. Una de las grandes sorpresas de esta historia es que Steve Austin se unió a esa rebelión, mostrando una psicología heel fantástica, como se ve en la lucha de la que hablamos hoy.

Aunque Kurt formaría, también, parte de esa Alianza en Survivor Series, en SummerSlam todavía apoyaba a la WWF. Prácticamente todas las luchas de este evento forman parte de la guerra WWF vs WCW, y los luchadores de ambos grupos se jugaban los títulos de las dos promociones. Aquí, Austin defendía el título de WWF frente a Angle, mientras que en el main event, The Rock vencería a Booker T para ganar el WCW World Heavyweight Championship.

La lucha entre Austin y Angle es muy muy buena. Si no fuera por el final, estaría cerca de la perfección. Durante la rivalidad, se generó mucho odio, y eso lo demuestran los luchadores. Kurt no permite ni que Austin llegue al ring, de hecho, comienza a darle mamporros mucho antes, hasta que suben al ring, y el campeón empieza a dominar con un trabajo bastante técnico a la pierna del medallista olímpico.

Pero Angle no es buena víctima para ese tipo de ataques. Se libra, y comienza a aplicar Ankle Lock. Austin, cojo, tiene que huir a ringside, y buscar otra estrategia. Y antes de encontrarla, se traga un montón de suplexs.

Pero un montón grande. Intenta librarse, pero no puede. Tiene la espalda en carne viva, y lo empeora él mismo, cuando aplica un superplex a Angle. Steve conecta la Stunner, pero la cuenta no llega a 3. Aplica otro, pero Angle sale despedido hasta ringside.

Lo que no es bueno para él. Austin, violentísimo, le parte la cabeza, lanzándole contra los postes en 6 ocasiones. Kurt sangra como un desgraciado, parece un zombie. La paliza a puñetazo limpio que le pega Stone Cold no es poca cosa. Hasta que, volviendo de las gradas, mientras el campeón saltaba la valla, Kurt le agarra la pierna. De nuevo, aplica el Ankle Lock, y Steve lo sufre.

Austin recibe un par de suplexs más en ringside, y un gran Moonsault, pero acaba atrapando a su rival con una Cobra Clutch. Angle aguanta mucho rato. Está a punto de quedar KO, pero levanta el brazo ante el ultimátum del referee. Aplica otra Stunner y, sorprendentemente, aunque todo parecía acabado, Kurt sobrevive.

Austin está desesperado, y empieza a atacar referees, y a intentar, sin éxito, que le descalifiquen para no perder el título, ya que Angle parece inmortal. El cuarto referee que aparece es de WCW, y este sí que decreta la DQ. Austin lo tenía todo planeado, y mantiene su título, aunque cae derrotado.

La lucha es muy grande, y el final es original, aunque no es el que uno esperaría de tal despliegue.

Puntuación: ****1/2

viernes, 27 de enero de 2017

Royal Rumble Match 1989



El último Royal Rumble que voy a ver antes de que tenga lugar la ansiada edición de 2017 es el de 1989, el primer Royal Rumble de 30 personas.

Sí, ya sé que el primer Rumble fue el de 1988, el que ganó Jim Duggan. Pero esa batalla fue una experiencia piloto, que tuvo lugar en un programa de televisión, y no en un PPV llamado Royal Rumble. Además, solo participaron en esa edición 20 personas.

La experiencia fue tan buena, que dio lugar a un nuevo evento de Pago por Visión, siendo Royal Rumble el cuarto en crearse, puesto que ya existían los otros 3 de los 4 que hoy se consideran principales (WrestleMania, SummerSlam, Survivor Series y Royal Rumble). Todavía no existía el premio para el ganador de ir al main event de WM.

La lucha no empieza nada mal, ya que los dos primeros wrestlers en enfrentarse son los dos Demolition, Ax y Smash. Y luchan sin tapujos. El mensaje es interesante, y es paradigmático: en esta batalla, los espectadores podrán ver cualquier tipo de enfrentamiento, lo que no podrían ver en ningún otro sitio.

En tercer lugar entra el que es el principal protagonista de la primera parte de la batalla: Andre the Giant. No está en buena forma, está torpe, y parece que se ha bebido una licorería entera. Aún así, se enfrenta a todo lo que va apareciendo en el ring, y elimina a varios adversarios. El último rival en eliminar es Jake "The Snake" Roberts, un tipo que tiene una reacción del público realmente buena. Pero Roberts vuelve un rato después, con su serpiente, y Andre huye despavorido, eliminandose a sí mismo. 

Shawn Michaels y Curt Hennig tienen un buen intercambio también. Entra Tito Santana, con una buena reacción, y posteriormente, Macho Man Randy Savage, el campeón de WWF, que es recibido de una forma sensacional. No pasa mucho tiempo hasta que llega Hogan, y entre estos dos últimos, van eliminando a todos los luchadores que quedaban en el ring.

Hogan elimina a Warlord, justo en el mismo momento en el que este entraba. Esta eliminación mantendría el récord de velocidad hasta muchos años después, cuando Kane eliminaría a Santino Marella de una forma aún más rápida. Tan solo quedan Bad News Brown y Savage. Hogan agarra al moreno, y lo lanza fuera, cayendo también su buen amigo Randy.

El Macho Man vuelve muy enfadado al ring, para encararse con Hulk. La cosa se pone muy caliente, y tiene que salir Ms Elizabeth a calmar los ánimos. Los dos héroes se abrazan, pero este sería el detonante del turn-heel de Savage, inducido por los celos hacia una posible relación entre Miss Elizabeth y El Inmortal. Savage y Hogan se enfrantarían en WrestleMania 5.

Aparece el Poli Loco, The Big Bossman, un gran enemigo del Hulkster, y justo después, Akeem. Así, se juntan en el ring los dos gigantes obesos, dos rudos de los que le gustaban a Vince en la época, que formaban una pareja maligna llamada The Twin Towers (Las Torres Gemelas). Hogan se enfrenta a ellos de una forma muy heroica, pero esta vez no ocurre el milagro que suele provocar el Hulkster. Los dos lo aplastan en el esquinero, y le eliminan, dejando al público muy frio. Hulk lucha contra ambos en ringside, y llega otro buen amigo suyo a apoyarle, Brutus Beefcake, El Barbero. Desde fuera, Hulk elimina al policía corrupto, y continúan luchando los otros dos.

Y aquí comienza la parte más aburrida de la batalla, porque no ocurre gran cosa hasta el final, cuando sale Ted DiBiase. Para entonces, se han acumulado bastantes luchadores, pero empiezan a ser eliminados. Akeem elimina a Rick Martel, y tenemos un final típico de esos tiempos, con dos malos atacando a un bueno. En este caso, son DiBiase y Akeem los que luchan contra el grandote Big John Studd, que es dominado. Cuando está siendo destruido en la esquina y el obeso se lanza sobre él, coloca a DiBiase, para que este se lleve el impacto. Studd aprovecha la confusión para empujar fuera a Akeem, y se enfrenta a Ted, a quien domina casi sin oposición. Studd gana sin problemas, y luego se deshace de Virgil, quien buscaba venganza en nombre de su señor.

La batalla estaba muy bien hasta la eliminación de Hogan y Big Bossman. La parte final es bastante aburrida, y la victoria de Big John Studd no le interesa a mucha gente.

John tenía una larga carrera a sus espaldas en la empresa. Durante los 70, había formado parte de los Executioners, y en la NWA, tuvo varias oportunidades de luchar por el campeonato mundial, frente a Ric Flair. A mediados de los 80, se convirtió en un monster heel, enfrentándose a Bob Backlund y a Andre the Giant. Llegaría a hacer equipo con King Kong Bundy, formando parte de la Heenan Family que lideraba Bobby Heenan, y cuyo principal rival fue el gigante. Posteriormente, acabaría dando el salto al bando técnico, para enfrentarse al stable. Esta victoria puede considerarse como un premio a su carrera, puesto que tampoco se estaba preparando un gran push para él, y no duraría mucho más tiempo en la empresa.

Puntuación: ***1/4

martes, 24 de enero de 2017

Jimmy Snuka vs Roddy Piper, WWF MSG 25/08/1984




El pasado domingo, 15 de enero de 2016, falleció el Hall of Famer Jimmy Snuka. No ha resultado muy soprendente, dado su estado, pero vamos a poner algunas luchas en honor a él.

En los últimos años, se había reabierto el caso del asesinato de Nancy Argentino, una chica con la que Snuka mantuvo un romance, y apareció muerta en la habitación del hotel en el que ambos se alojaban. En su momento, el luchador salió libre, y se dice que Vince McMahon llegó a un acuerdo con la familia de Nancy, aunque no creo que un caso de homicidio pueda retirarse de un juzgado por un acuerdo económico. En cualquier caso, volvió a la palestra recientemente.

Pero para cuando eso pasó, Jimmy ya no estaba en condiciones mentales de prestar declaración en un tribunal. Mucha gente pensó que era un truco, pero viendo lo poco que ha tardado Snuka en morir después de eso, parece que era cierto.

Cuando esas noticias salieron a la palestra, puse en el blog un par de posts sobre la famosa rivalidad entre Snuka y Don Muraco, con su gran salto desde el top de la jaula de acero. Pero, en realidad, no eran luchas muy destacables a nivel técnico, aunque hicieran ganar mucho dinero a Vince.

No sé si encontraré material realmente interesante, a nivel in-ring, sobre Jimmy Snuka. Tendré que buscar por los territorios, porque no creo que en la WWF de mediados de los 80 hubiera sitio para una gran lucha suya. Repasaremos alguna confrontación, por ahora, con Rowdy Roddy Piper.

Snuka vs Piper es lo mismo que hablar del bien contra el mal. Es un héroe de manual contra un villano de libro. El primero, un tipo fuerte, que se define por sus actos, por sus vuelos, por sus proezas, contra otro que lo hace por sus palabras, sus insultos, su demostración de odio. Realmente había cimientos para hacer algo grande, pero eran tiempos en los que, en WWF, se definían más los personajes que el trabajo dentro del ring, justo al contrario que ahora.

Por eso, en el enfrentamiento entre ambos, en agosto del 84, en el Madison Square Garden de New York, el ambiente es abrumador. La gente vibra con Snuka, y odia muchísimo a Piper, que se peleaba en esa época con todo el mundo, incluido Hulk Hogan

La lucha no puede llegar a mucho, porque es cortita. Pero en lo que dura, está bien, es consecuente con el odio que ha provocado el heel durante los meses previos. Jimmy empieza atacando a la cara a su rival, con algunos golpes no muy creíbles,de esos que él hacía. Pero Piper le hace un piquete de ojos, y ahora es él el que ataca. Con mucha más violencia y maldad, e incluso amenaza al referee.

Snuka consigue sacarle del ring, y lo lanza contra el poste, para luego darle en la cabeza con una silla. Rowdy sangra, y Snuka intenta dejarle KO mediante puñetazos. Pero, cuando va a volar sobre él desde el esquinero, Piper le agarra y le empuja fuera del ring. La caída es dura, y Jimmy no puede volver antes de que la cuenta llegue a 10. Piper gana, y, encima, pega una paliza con objetos a su herido oponente.

Puntuación: **3/4

martes, 10 de enero de 2017

Royal Rumble Match 2002



Sigo viendo ediciones del Royal Rumble, antes de poder disfrutar de la versión de 2017. Brock Lesnar, Bill Goldberg y The Undertaker están confirmados para aparecer, así que la cosa va a estar interesante. El Enterrador es el principal favorito ahora, para enfrentar a John Cena o AJ Styles en WrestleMania. Dado que, posteriormente, habrá un Elimination Chamber para Raw, es casi seguro que el ganador de la battle royal será de Smackdown, y sólo Undertaker tiene interés suficiente, aparte de los dos que luchan por el título, para estar en esa posición.

El Rumble del que hablamos hoy es el del año 2002, el que gana Triple H. Bueno, el primero que gana Triple H, puesto que se llevaría la victoria, también, en 2016, 14 años después. Me ha gustado bastante este Rumble, a pesar de que el comienzo es un poco complicado.

Los dos primeros en entrar al ring son Goldust y Rikishi. Después, van metiéndose en el cuadrilátero un montón de luchadores mediocres, de los que poblaban la WWF en la Era Attitude, y la cosa es muy aburrida. El único momento llamativo es el culazo asqueroso y posterior eliminación del samoano al Big Bossman. Esto sigue así hasta que llega The Undertaker

El Enterrador masacra a todo el mundo. Elimina a todos los luchadores que quedaban en el ring, y, posteriormente, se tiene que ver las caras con los Hermanos Hardy, que salen de forma consecutiva. Junto a Lita, atacan al Deadman como asesinos, pero este puede con ambos. El Last Ride que aplica a Matt es muy poderoso. Después de estos minutos, aparece Maven, el ganador de la primera edición de Tough Enough.

El nuevo no tiene muchas opciones ante el Enterrador. Sin embargo, este sigue luchando, y venciendo, a los Hardy, así que eso le da la oportunidad perfecta a Maven para aplicar un Dropkick por la espalda, y eliminar a Undertaker. Este estalla, y le destruye, le elimina, y le golpea por todo el estadio, entre un público muy animado. Maven acaba con la cabeza destrozada por un golpe contra una máquina de palomitas de maiz.

La batalla sigue. Entran más luchadores irrelevantes, destacando la presencia de Christian y DDP. Pero llega Steve Austin, el único ganador de 3 ediciones de Royal Rumble. Steve, igual que el Enterrador, elimina a todo el mundo, y se queda solo en el ring. Luego, se enfrenta a Val Venis y Test, y también los saca por encima del top rope.

Llega Triple H, quien había regresado de una dura lesión poco antes. Tiene una gran reacción, y se enfrenta a Steve Austin. The Hurricane aparece, e intenta un doble chokeSlam, siendo eliminado por los dos main eventers. Otros dos clásicos se unen a la batalla: Curt Hennig y Kurt Angle. Los 4 batallan y sobreviven a todo lo que entra, que no es poco: Big Show, Kane, Rob Van Dam y Booker T. Todos estos caen mientras Stone Cold, Mr Perfect, The Game y el medallista olímpico permanecen en la batalla, formando una gran Final Four.

Austin es eliminado, y le pega con sillas a los otros tres. Cae fuera también Mr Perfecto, por lo que Triple H y Kurt Angle se juegan la victoria, resultando vencedor el primero.

Creo que es un muy buen Rumble, bien estructurado.

Puntuación: ***1/2

viernes, 18 de noviembre de 2016

The Undertaker vs Hulk Hogan, WWF Survivor Series 1991



En el episodio 900 de Smackdown, pudimos ver el regreso de Undertaker, el que durante muchos años fue el lider del vestuario en la marca azul de WWE. Y ese programa especial tuvo lugar, casualmente, pocos días antes de Survivor Series, el PPV en el que, en 1990, debutó Undertaker, y en el que se convirtió en campeón mundial por primera vez, justo un año después.

En ese regreso, Undertaker afirmó que WrestleMania ya no será aquello que le defina, que Smackdown fue su casa durante mucho tiempo, y que Survivor Series es el evento que le vio nacer. ¿Querrán decir algo estas palabras sobre su futuro?

No sabemos si Undertaker volverá a luchar antes de WrestleMania, o si solo estaba haciendo publicidad de Smackdown y Survivor Series. Eso sí, amenazó a los miembros del equipo Smackdown que se enfrentarán a la selección de Raw en el PPV. Quizás, entre ellos, esté su próximo rival. Esperemos que sea AJ Styles.

En cualquier caso, a mi me han entrado ganas de volver a ver su lucha frente a Hogan, en Survivor Series 1991. Yo tenía 6 añitos cuando tuvo lugar, y recuerdo que odiaba a muerte al Enterrador, por ser tan malo, y por dar tanto miedo. ¡Había metido en un ataud al Ultimate Warrior! En unos tiempos en los que la sociedad tenía muy presentes sagas de terror como la de Viernes 13, un monstruo invencible como él causaba un gran impacto.

Y, de hecho, WWF muestra primeros planos de niños aterrados entre el público cuando Undertaker llega a la arena. Después de un año en la empresa, había progresado mucho, y se había mostrado siempre invencible. Era el momento de la verdad, se enfrentaba al Campeón Mundial de WWF, el Inmortal Hulk Hogan.

Undertaker vende poco, como el presunto zombie que es. Ataca sin parar en el cuello de Hulk, porque esa era su estrategia en esos tiempos: ahorcar a todo el mundo. Daba los golpes con la mano abierta, a la altura del cuello, y Paul Bearer le ayudaba cada vez que podía, ahorcando también desde ringside, cuando el referee no miraba.

Hulk tiene su comeback cuando el Enterrado falla, y pega varios clotheslines, aunque Undertaker con cae ni por narices. Consigue sacarle fuera del ring, y eso ya es un triunfo para el público, aunque el Deadman sigue en pie.

Undertaker vuelve a coger ventaja, y ahoga a Hogan, hasta que este casi queda KO. Aplica el Tombstone, pero Hulk Hogan no vende nada, se levanta automáticamente: es la hora del baile de sambito. Y es que, Taker no es el único personaje con poderes, Hogan también los tenía. Cuando le entraba este ataque de sambito, se volvía super-poderoso, y nada le afectaba. Coge ventaja, pega puñetazos, y Body Slam, pero llega RIc Flair.

El Nature Boy y Bearer consiguen distraer a Hulk, y provocar que Taker pueda pegarle un Tombstone sobre una silla de metal. Hulk pierde y Undertaker se convierte en campeón. Unos días después tendrían una revancha, que llevaría al título a quedar vacante para que Flair lo ganara en el Royal Rumble 1992.

Puntuación: ***