Mostrando entradas con la etiqueta wwe. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta wwe. Mostrar todas las entradas

viernes, 22 de septiembre de 2017

Bobby Roode vs Drew McIntyre, WWE NXT Takeover Brooklyn III



Estamos en un momento bastante interesante para ser seguidor del wrestling, puesto que hay material fácilmente accesible en Internet sobre montones de empresas, y estas se benefician del medio para ganar visibilidad. Es tan fácil hacer un streaming en directo, montar iPPVs o publicitar y ganar dinero a través de Youtube, que las oportunidades de negocio son mucho mayores.

Pero WWE está fichando a... todo el mundo. Incluso cuando Internet da oportunidades para cualquiera, los poderosos encuentran la forma de que su dinero suponga una gran ventaja. Tiene una gran Network, para la que está creando contenidos muy interesantes, y pronto, la mayor parte de su negocio estará relacionada con ella. Pero también se está beneficiando de otras formas.

Todas esas otras empresas se han hecho famosas en Internet, y sus luchadores también. Desde que WCW cerró, si un luchador llegaba desde otra empresa a WWE, debía ser presentado desde cero, y se le cambiaba el nombre. Ahora, puede fichar a luchadores independientes que ya son famosos cuando llegan a NXT, al menos para los fans del estadio. Así que está fichando sin parar, y dejando a otras empresas muy mermadas. En ROH se está notando mucho. En Impact Wrestling también, aunque esa empresa ya se dispara sola en el pie. Incluso New Japan lo está notando, aunque tiene la suerte de que en WWE no hay interés en tener muchos japoneses... Hasta que decida hacer una liga en Japón. El perro grande siempre se come al pequeño, incluso en medios supuestamente "democratizadores".

Uno de los últimos fichajes de WWE es Drew McIntyre, luchador escocés que ya estuvo en la empresa bastante tiempo. Fue presentado como "El elegido", por el propio Vince McMahon, que aseguró que llegaría a ser campeón mundial. No fue así. Después de unos primeros meses prometedores, la empresa se olvidó de él, y acabó en el programa WWE SuperStars, en el que, como ha pasado tantas veces, dio sus mejores luchas. En última instancia, se unió al estable humorístico 3MB, junto a Heath Slater y Jinder Mahal. Se mantuvieron unidos un tiempo, y al menos tenían un papel en la empresa, aunque siempre quedaran mal. Algo es algo.

Tanto Mahal como McIntyre fueron despedidos, aunque ya han vuelto los dos a la empresa. Pero Drew, a diferencia de muchos otros despedidos, aprovechó esto al máximo, y se hizo un gran nombre en las indies. Su carrera como Drew Galloway fue buena. Su nivel en el ring mejoró, y también su forma física. Finalmente, tuvo una etapa en Impact Wrestling en la que también tuvo la oportunidad de enfrentarse a la idea de ser un main eventer.

Así, WWE formó a su luchador, dejándolo vivir aventuras. Ahora ha vuelto, para convertirse en campeón de NXT. Eso, si consigue vencer al campeón, Bobby Roode. No es que haya una historia detrás de su combate en Takeover: Brooklyn III. Bobby debía ascender al roster principal, así que había que buscar a alguien que le quitara la correa.

La lucha no me ha interesado mucho. Me ha parecido bastante vacía. No hay un claro dominador, hasta que McIntyre pega un buen slam sobre el borde del ring, pero recibe un DDT en ringside. Bobby aplica buenos candados y ataques a la cabeza de Drew, que vende bastante bien el dolor en el cuello. Este contraataca con fuerza, con un Future-Shock DDT, y un gran Moonsault hacia ringside. Poco a poco, el escocés va ganando ventaja a base de zapatazos. Roode aplica el Glorious-DDT, e intenta hacerlo más veces, algo que le salió bien en anteriores combates. En esta ocasión no es así, McIntyre se revuelve, y asesta un cabezazo, seguido de un segundo Claymore. Roode no se levanta, y tenemos nuevo campeón.

Lucha floja para ser de campeonato.

Puntuación: *** 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Asuka vs Ember Moon, WWE NXT Takeover Brooklyn III



Asuka se convirtió en la gran campeona femenina de NXT. Batió todos los records como campeona, jamás fue derrotada desde su llegada a WWE, y su aura japonesa hacía que se viera como algo lejano, inalcanzable.

Había miedo, por la forma en que WWE le quitaría el título. Podía ser derrotada en varias ocasiones antes de su subida al roster principal, de tal manera que en su ascenso, se viera mucho más débil. Es lo que hicieron con Nakamura y Joe.

Por suerte, no tuvieron la oportunidad de hacerlo. Asuka se lesionó después de su lucha con Ember Moon. Así que William Regal, General Manager de NXT, anunció su subida al main roster, y dijo que, para eso, tenía que dejar vacante su campeonato. Fue la mejor manera de que ocurriera esto. Así, llegará a Raw o Smackdown como el gran fantasma imbatible que ha sido en NXT. Lo que no sabemos es cómo la utilizará Vince arriba, teniendo en cuenta lo que estamos viendo últimamente en las ligas femeninas de WWE.

Su lucha frente a Ember Moon en Brooklyn 3 ha sido bastante buena, y una manera correcta de despedirse de NXT. La morena se muestra implacable desde el principio, y se lanza veloz contra su rival, con golpes rapidísimos en la cara. Moon busca hacer lo que nadie ha hecho: vencer a Asuka, y puede ser que sorprenderla sea la única manera.

No lo consigue en primera instancia, y la batalla continúa en ringside. Moon se daña el brazo cuando Asuka le aplica un súplex en la rampa metálica, y durante los siguientes minutos, la japonesa ataca el brazo de Ember, con mucho llaveo y golpes fuertes. Es interesante, porque hasta ahora, las luchas de Asuka en WWE han sido de otro estilo, pero aquí podemos ver también su repertorio técnico.

La lucha va subiendo de tono. Las dos guerreras se dan de lo lindo, con ataques bastante stiff, y algún que otro golpe de poder. Asuka está a punto de ganar después de reversar un cross-body, pero el referee para el conteo, porque observa que la japonesa tiene una mano por la parte de abajo. Mientras esta discute con el árbitro, se lleva una superkick bestial, que está a milésimas de costarle el campeonato.

No es así, Asuka resiste y las hostilidades continúan. La japonesa, en última instancia, consigue hacer rendir a la morena, con una sleeper.

La lucha es bastante genial, aunque esperaba algo más del final. Gran manera de dejar NXT para Asuka.

Puntuación: ***3/4 

martes, 29 de agosto de 2017

The Usos vs New Day, WWE SummerSlam 2017



Estoy seguro de que nadie en el planeta se suscribió a WWE Network, ni contrató el PPV SummerSlam 2017 para ver la lucha entre los hermanos Uso y New Day. De hecho, esta tuvo lugar en el preshow del evento, que se emitió por YouTube. Nadie tenía ilusión por ese combate, que además tiene frente a frente a dos parejas veteranas, que se habrán encontrado en un ring muchas veces. Sin embargo, esta lucha, junto a la Fatal 4 Way por el Título Universal, es la que más ha gustado a la gente.

Muchas luchas del preshow de PPVs se quedan en nada, pero a esta le dieron tiempo, y los 5 luchadores, curtidos ya en mil batallas, lo aprovecharon para dar un buen espectáculo, y conseguir que los aficionados canten eso de "This is Awesome". Buena lucha para dignificar los títulos en pareja de Smackdown.

New Day son los campeones, y defienden los Campeonatos ante los tramposos pero habilidosos Usos, que ya les vencieron en anteriores capítulos de Smackdown, al noquear a Kofi Kingston de una manera no muy limpia. Hoy, se enfrentan a ellos Big E y Xavier Woods.

Woods comienza muy fuerte, con un par de golpes de antebrazo mortíferos, pero pronto, el juego sucio de los Uso acaba con su iniciativa. Los rudos dominan, y tenemos unos minutos de lucha al estilo vieja escuela muy interesante, con todo el público deseando que se dé el hot tag de alguna manera.

Este llega al fin, después de mucho rato, y sale Big E como una bestia, usando Slams a diestro y siniestro.  También lanza con Power Bomb a Woods sobre uno de los Uso, y luego salta desde los hombros de este con un splash. 

La lucha está llena de finales falsos, pero de los de verdad, ataques en equipo por uno y otro lado, en los que uno cree que, realmente, esto se va a acabar. Es una lucha de parejas bookeada como main event, salvo por el hecho de que está en el preshow.

Xoods sobrevive a un Frog Splash, después de que Big E recibiera otro sobre una cuerda, dolororosísimo. No obstante, New Day está a punto de ganar con otro gran ataque en equipo, aunque los Uso siguen apoyándose entre sí. Con un ataque muy peligroso, Jimmy lanza volando por encima de la tercera a Woods, que cae encima de su hermano. Jey se lleva un golpe todavía peor. Big E ataca con un spear volador, como siempre impresionante, pero en el ring se enfrenta a los dos Usos, y acaba cayendo tras un doble Frog Splash.

Buena y divertidísima lucha por parejas.

Puntuación: ****

sábado, 26 de agosto de 2017

Braun Strowman vs Samoa Joe vs Brock Lesnar vs Roman Reigns, WWE SummerSlam 2017



Llega SummerSlam 2017, y WWE nos prepara un main event por el Campeonato Universal en el que se dan cita los 4 mayores poderes de la empresa: Brock Lesnar, Samoa Joe, Roman Reigns y el gran Braun Strowman.

El General Manager de Raw, Kurt Angle, decidió que Lesnar tuviera que defender su título ante estos 3 adversarios. Ni La Bestia ni Paul Heyman estuvieron contentos con esto, y anunciaron que Lesnar dejaría la empresa si perdía su correa. Eso le da un toque interesante a la lucha, porque siempre hay sospechas de que Brock puede irse, y volver, una vez más, a UFC.

Por otro lado, hay mucha historia entre estas 4 bestias. Lesnar derrotó recientemente a Joe, y Strowman y Reigns se han estado matando durante todo el año. También hace tiempo que Brock y Reigns lucharon en Wrestlemania, y todo hace indicar que lo volverán a hacer.

La lucha es muy buena, y es muy divertida. Hay un storytelling bastante notable, pero más que por las historias pasadas, por las futuras: se acerca una rivalidad entre Lesnar y Strowman.

Porque esta lucha es, sobre todo, Lesnar vs Strowman, con la colaboración de los otros dos, que se ven muy inferiores a ellos. Pero empecemos por el principio.

La lucha empieza enloquecida. Hay un momento en el que es imposible seguir el ritmo, por el montón de cosas que pasan. Reigns destroza a Lesnar con un Spear contra las vallas, que acaban destruidas, pero recibe un STJoe sobre una mesa. El propio Joe vuela con un tope suicida desde el ring un poco después. Y es que, en estos minutos, todo pasa fuera del ring.

Strowman asesina a Brock, con un Running Power Slam contra una mesa, rompiéndola de forma muy violenta. No se contenta con ello, y después de librarse del resto de los rivales, aplica de nuevo ese ataque sobre otra mesa. Todo el mundo teme por la salud de Lesnar, porque ha recibido dos ataques demoledores. No es sufieciente, así que Strowman le tira la otra mesa encima.

Es interesante que una estrella como Lesnar se preste a recibir ataques tan peligrosos como estos. Trabajadores de la empresa, como Noble y Finlay, tienen que venir a liberarle de debajo de la mesa, y se lo llevan en camilla. Y recordemos que, si Lesnar pierde, se va de la empresa, así que esta lesión aparenta ser el último momento del campeón en WWE. El público le canta una despedida.

Joe y Reigns consiguen sacar un momento del juego a Strowman, y tienen un buen intercambio entre sí. Pero Braun vuelve, y aplica un doble chokeslam sobre ambos. Después de hacerlo, queda parado un rato... y Lesnar vuelve a escena.

La verdad es que aquí, Strowman falla un poco, porque se queda un tiempo excesivo mirando a la rampa, como si supiera que Lesnar iba a volver. O este tarda demasiado en salir. El caso es que no queda bien la transición, y no produce el efecto que debería. Pero lo importante es que la guerra entre Lesnar y Strowman renace.

Strowman aplica Running Power Slam sobre Samoa Joe, y sobre Roman Reigns, pero en ambos casos, Lesnar evita la cuenta. El ex-campeón de UFC se defiende panza-arriba, pero se ve sobrepasado por el inmenso poder de un Strowman que le ha sorprendido mucho. De nuevo, el barbudo se impone, y está a punto de aplicar Running Power Slam sobre el campeón, pero se come un Spear de Reigns, que lo saca de la escena. Brock es ahora quien aplica F5 sobre Joe y Reigns, y a la segunda, se lleva la victoria.

Es muy buena lucha, y la historia es brillante, con un par de vacíos. Hubiera sido mejor si Strowman hubiera estado presente en el final del combate, intentando evitar el conteo sobre Roman, o algo así, pero sigue siendo genial. Reigns vuelve a perder, supuestamente con el objetivo de que el público le quiera más, al ver que no se le regalan tantas cosas. Posiblemente, lo que estén consiguiendo es que no le quieran ni los que ya lo hacían. Parece que lo próximo para él es John Cena, lo que es muy interesante.

Puntuación: ****1/4

domingo, 13 de agosto de 2017

Asuka vs Nikki Cross, Last Woman Standing, WWE NXT 28/06/2017



Asuka está batiendo todos los records. Quizás sea porque WWE no ha encontrado rivales de su nivel, aunque después de las grabaciones del torneo Mae Young, seguro que tiene muchos. El caso es que, después de mucho tiempo en la empresa, no ha perdido ni un solo combate.

Asuka ha batido el record de Goldberg de luchas ganadas. Teniendo en cuenta que la racha de la leyenda de WCW era un poco fake, y la de Asuka es 100% real, la diferencia es mucho mayor.

Pero no es el único record que ha superado la japonesa. Se ha convertido en la segunda mujer con el reinado más largo en la historia de la empresa. Y aquí también tiene un mérito aumentado frente a sus rivales, porque la dominante en este campo fue Fabulous Moolah, a la que no va a alcanzar, porque mantuvo la correa durante 28 años seguidos. Pero eran otros tiempo, la lucha femenina era dominada por completo por Moolah, también en los bookeos, y cualquier oponente debía rendirle pleitesía Además, en esa época, sí que hubo varios cambios titulares, pero WWE no los reconoce. No se puede comparar. Si hablamos de reinados "legales", alejados de acusaciones de esclavitud o prostitución, el de Asuka es el mayor.

El reinado de Asuka también superó a los de CM Punk como campeón de WWE, y New Day como campeones en parejas, por lo que se ha convertido en la persona que más tiempo ha mantenido su título en los últimos 20 años de la empresa. Casi nada.

El personaje de Asuka mola, y su racha lo dice todo. El hecho de que sea japonesa, que hable en su lengua materna, y su máscara, le otorgan un carácter de asesina oriental que es genial. Lo único que le echo en cara es que, en sus combates, casi nunca veo esa psicología de asesina, sino que pelea en igualdad de condiciones contra sus rivales, por eso de dar buenos combates, y, aunque es bueno para el espectáculo, no lo es tanto para el personaje.

En un programa de NXT de junio de 2017, Asuka tuvo una muy buena lucha frente a Nikki Cross, con el título en juego. Superó a la ex de Shimmer en una Triple Amenaza en la que también estuvo presente Ruby Riot, pero Cross no se rinde, y ansía la correa. Acosó durante un tiempo a Asuka, atacándola, incluso, cuando estaba en su coche, y todo condujo a un Last Man Standing. O, más bien, a un Last Woman Standing.

Es un lujo tener luchas como estas en programas semanales de NXT. Y creo que podría haber muchos más, porque el roster de la marca amarilla es ya demasiado grande, y mucha gente se queda fuera de los Takeover. Además. tenemos en los comentarios al gran Nigel McGuinness y a Mauro Ranallo, que ha conseguido volver a WWE a hacer lo que tanto le gusta y tan bien hace. Tan solo necesitaba alejarse de JBL.

Esta lucha me ha gustado mucho, más que la de Braun Strowman y Roman Reigns en Raw, con las mismas normas. Asuka llega con su máscara y su baile, mientras Nikki la mira desde la esquina, con un odio que no puede ocultar. Se muestra muy furiosa durante los primeros instantes, y lanza a Asuka contra las escaleras metálicas, pero esta le devuelve lo mismo, y comienza con su dominio.

Asuka patea y golpea el cuerpo de Nikki de una forma muy dura. La mete en un cubo de basura, mientras el público grita eso de "ECW, ECW", y pega un montón de patadas.  La japonesa sigue golpeando a la británcia, que debe tener el cuerpo lleno de morados.

Cross reacciona, y tiene momentos geniales durante la lucha. Asuka la tira contra un montón de sillas, pero Nikki Cross se lo devuelve, con un Back Suplex sobre el montón que es mortífero. Posteriormente, concatena un montón de Neck Breakers geniales, que ponen a la campeona en su sitio. Pero intenta rematarla con un golpe con el campeonato, y se lleva dos buenas patadas en la cabeza.

En ringside había otro montón de sillas. Nikki lanza a su rival contra ellas con una Power Bomb, en otro spot brutal. Asuka se golpea en la cabeza con el borde de la pasarela de entrada al ring, y eso duele. La campeona levanta antes de que la cuenta llegue a 10, y Nikki se lamenta.

Asuka pega un culazo volador, e intenta asestar una gran patada, pero le pega a un foco, quedando bastante coja, Nikki aprovecha su estado para seguir golpeando duramente su cabeza, con dos nuevos Neck Breakers. Ahora quiere volar sobre ella desde una escalera, pero Asuka se sube también. Los comentaristas huyen, porque saben lo que va a pasar: Asuka usa un Súplex para tirar a Cross contra su mesa. La japonesa consigue levantarse antes de que la cuenta llegue a 10, pero la occidental no. Una nueva defensa titular exitosa para Asuka.

Puntuación: ***3/4

sábado, 12 de agosto de 2017

Roman Reigns vs Braun Strowman, Last Man Standing, WWE Raw 07/08/2017



La rivalidad entre Roman Reigns y Braun Strowman se está extendiendo durante mucho tiempo. Parecía que se iba a acabar hace mucho, pero WWE no se ha querido decantar por ninguno de los dos como gran dominador, así que no ha habido ninguna victoria determinante. Estos dos seres super-poderosos parecen tener mucho que decir en el futuro de la empresa.

Me gusta bastante esta rivalidad. Muy física, muy trabajada, sin claro dominio. Los dos luchadores están quedando bien, y eso es difícil, en una empresa que, normalmente, está claramente dividida en dos bandos: el de los jobbers y el de los que reciben push. 

No pensé que un push a un monster heel fuera a funcionar en la empresa de Vince. Normalmente, después de una buena racha, el monstruo en cuestión aburre a todo el mundo, y cae en picado. Al fin, después de muchos  años, aparace que WWE tiene a un gigante que pueda sustituir a los eternos Show, Kane y Taker.

Se trata de Braun Strowman, un tipo que ascendió al roster principal sin, prácticamente, ninguna experiencia, pero que ahora lucha con gran solutra, tan solo dos años después. En el último programa de Raw, y con una lucha de 4 personas estipulada para el SummerSlam, con Strowman, Reigns, Jow y Lesnar, pudimos ver un Last Man Standing entre el gigante y Roman. Bastante entretenido.

Estos dos luchadores han protagonizado momentos de gran violencia. Caídas, lanzamientos, y, en general, spots muy destacables. En un Last Man Standing, tienen la oportunidad perfecta para hacerlo de nuevo.

Tenemos, de nuevo aquí, un buen intercambio con algunos momentos buenos de gran poder. Strowman domina los primeros minutos, sin mucha oposición. Roman intenta tener un comeback, pero incluso el hecho de tumbar a Braun ya es complicado, así que mantenerlo 10 segundos abajo se presenta como algo casi imposible. El ex-miembro de Shield utiliza las escaleras de metal para tal fin.

Pero Strowman siguen siendo invencible, y aplica varios slams para ganar, Roman vuelve a aprovechar los objetos que su rival introduce para acercarse a él. El emperador usa Samoan Drop sobre una mesa, aunque la cuenta sigue lejos de 10. Debo decir que veo entre el público a varios seguidores tremendamente sobreactuados, y uno de ellos se parece mucho a Daniel Bryan. 

Strowman lanza una de las sillas de oficina sobre el héroe, en un momento bastante impresionante, y peligroso. Si algún lector trabaja en oficina, sabrá que esas sillas no pesan precisamente poco. Hay lucha entre el público, y los contendientes llegan a la parte alta del escenario, recordando anteriores eventos protagonizados por ambos, en los que ha habido buenas caídas. En este caso, tenemos un tremendo spear de Roman Reigns, con un sprint de 10 metros, que resulta muy impactante.

Pero Samoa Joe se encontraba entre el público, y agarra a Roman para ponerlo a dormir con el Coquina Clutch. Braun consigue despertar antes de la la cuenta llegue a 10, pero Roman no lo hace, así que el gigante gana,

Lucha muy entretenida, con ese corte de Joe que la estropea un poco pero que permite un final bueno para los dos luchadores involucrados. Veremos, en SummerSlam, una auténtica guerra entre estos 3 animales, y Brock Lesnar.

Puntuación: ***1/4

domingo, 16 de julio de 2017

The Hardy Boyz vs Sheamus y Cesaro, WWE Great Balls of Fire 2017



Me parece bastante increíble ver a los hermanos Hardy venir a WWE en pleno 2017 a... luchar. A luchar, no como leyendas, no como grandes estrellas, sino a matarse todas las semanas, y a disputar los títulos en parejas. Y es que, pensaba que sus carreras, básicamente, habían acabado hace mucho tiempo.

Jeff Hardy abandonó WWE en 2009, Después de convertirse, definitivamente, en main eventer. Pero el horario inflexible de la empresa, y su política antidrogas, no combinaban bien con su forma de vida. Al año siguiente, después de perderse en el mid-card, y tras varias peleas con la WWE, también su hermano Matt consiguió irse.

Los dos estaban muy tocados, y pensaron que serían más felices dejando WWE. Pero la cosa fue de mal en peor. Sin normas, se metieron en problemas mayores con las drogas, la bebida, problemas con la ley, accidentes de tráfico, problemas de sobrepeso... Pero hay quien dice que lo malo del vicio es quedarse corto. Los Hardy tocaron fondo, y eso se vio en la lucha entre Jeff y Sting en Victory Road 2010. En ese combate, Hardy se presentó borracho, y Sting tuvo que castigarle, derrotándole con un squash. Cuando uno toca fondo, es cuando se da cuenta de que debe cambiar.

Los Hardy acabaron levantando cabeza, y se convirtieron en las grandes estrellas de TNA, liderando a esa empresa en la peor época de su existencia. Incluso en ese momento, Matt sacó algo grande, creando el Broken Universe, y montando una de las grandes storylines de los últimos años en el mundo del wrestling.

En 2017, Los Hardy abandonaron Impact Wrestling, y ficharon por WWE, previo paso por Ring of Honor. Pero TNA se quedó con los derechos del Broken Universe, y los Hardy todavía no han conseguido comprarselos, aunque parece que eso ocurrirá más tarde que pronto. Matt y Jeff volvieron a la empresa de Vince McMahon en WrestleMania 33, y se convirtieron en campeones por parejas.

Y, aunque Matt hace algunos gestos de su nuevo personaje, no puede, por ahora, explicitar su personalidad broken. Así, en los primeros meses de los Hardy en la empresa, Han luchado como miembros más del roster de RAW, sin que sus inmensas carreras llamen demasiado la atención. Su rivalidades son bastante normalitas, porque ya sabemos que WWE tampoco tiene guionistas que merezcan tal nombre. No obstante, es probable que, cuando consigan recuperar los derechos sobre el broken universe, monten alguna historia interesante.

Jeff y Matt perdieron los títulos en parejas frente al equipo formado por Sheamus y Cesaro, dos tipos muy fuertes, que han hecho, recientemente, un turn-heel, convirtiéndose en una pareja muy poderosa. En el evento Great Balls of Fire, tenemos la revancha entre estas dos formidables parejas, en un 30 minutos Iron Man Match.

He dicho antes que no esperaba ver a Los Hardy venir a luchar a WWE, y realmente luchan, y lo hacen al estilo vieja escuela. Pasaron a la historia por su combates con escaleras, y en TNA, por su Broken Universe. Aquí vemos una lucha tag team muy clásica, algo no muy habitual en esta pareja. Y lo hacen muy bien.

Pero sobre todo, lo hacen bien Sheamus y Cesaro, que dominan la mayor parte del combate, con trampas, con golpes fuertes, y con perdidas de tiempo. Y es que, empiezan ganando desde el principio, cuando, al comenzar la lucha, Sheamus aplica un Brogue Kick a Matt, pillándole por sorpresa.

Con un movimiento en equipo, los rudos ponen el 2-0 en el marcador, y se dedican a hacer trampas y a perder tiempo para mantener su ventaja. Pero los buenos consiguen pegar un buen comeback, y cubren a Cesaro, vía Twist of Fate. Pero el 3 - 1 llega cuando los malos consiguen forzar el count-out de Matt.

La lucha, como digo, es de vieja escuela. No hay prisas, no hay desorden, tenemos 30 minutos por delante de unos malos usando una psicología de wrestling clásico muy buena, y unos buenos usando el gran apoyo del público para conseguir reponerse.  Con una jugada muy habilidosa, Jeff consigue embolsar a Cesaro en una posición de la que no puede escapar de ninguna manera, consiguiendo, así, un punto para su equipo. Posteriormente, intenta un montón de conteos rápidos para empatar, que ponen al público a 100, a falta de 5 minutos para el final. Cesaro consigue evitar la cuenta de forma polémica, porque parecía que esta había llegado a 3, después de que Matt conectara un Moonsault sobre Sheamus, pero el mayor de los Hardy consigue el punto igualmente, con un Twist of Fate desde el top rope. La cosa queda empatada a falta de 3 minutos, y está extremadamente interesante.

Doble vuelo de los hermanos sobre Sheamus, sin que la cuenta llegue a tres, aunque Matt se abre una ceja, y comienza a sangrar sin parar. El último minuto es de locura. Jeff conecta Swanton Bomb, Pero es Cesaro el que estaba activo, y no el que la recibió, Sheamus, así que el Suizo hace el conteo sobre Hardy, poniendose por delante. Quedan segundos, Jeff persigue a Cesaro, aplica de nuevo su finisher, pero el tiempo se acaba. Los Hardy pierden, y el público se lleva las manos a la cabeza muy decepcionado.

Gran lucha, old school.

Puntuación: ****

viernes, 14 de julio de 2017

Samoa Joe vs Brock Lesnar, WWE Great Balls of Fire 2017



WWE estrena nuevo PPV en 2017, el llamado Great Balls of Fire, nombre que rinde homenaje a un momento de una lucha entre Jerry Lawler y Terry Funk en el que el primero usó una bola de fuego para atacar a su eterno rival. Un PPV bastante apañado, en el que tuvimos un Iron Man entre los Hardy y la pareja formada por Sheamus y Cesaro, así como la victoria del imparable Braun Strowman sobre Roman Reigns. Pero lo más llamativo, sobre cualquier otra cosa, fue la primera defensa titular televisada de Brock Lesnar, que se enfrentó a Samoa Joe.

Joe vs Lesnar es un Dream Match de otra época. En 2005, cuando Brock dejaba el wrestling, después de haber sido una gran máquina de demolición en WWE, mientras que Joe se convertía en el asesino del mundo indie, y daba luchas de un nivel increíble, nadie hubiera imaginado que esto pasaría algún día. Y mucho menos, que pasaría 12 años después, todo un mundo temporal para la carrera de cualquier deportista. Pero aquí está.

No era algo que se había planeado, la verdad. Después de una decepcionante participación en WrestleMania, Braun Strowman volvió a escalar posiciones en el roster de RAW, e incluso se puso por delante de la gran estrella de la empresa en estos tiempos, Roman Reigns. Se supone que él sería el contrincante de Lesnar, pero se lesionó. Estuvo fuera de acción durante semanas, así que hubo que buscar un plan B. Lo más parecido que había en WWE era Samoa Joe, así que, después de que este ganara una lucha de 5 personas por un puesto en este combate contra Lesnar en Great Balls of Fire, el dream match se hace realidad.

Chocan dos máquinas dominantes, pero de dos contextos muy distintos. Lesnar es una mole física, campeón de WWE y de UFC en peso pesado. Joe también ha sido siempre muy dominante, y podía destacar mucho en el mundo indie, o incluso en TNA, a nivel físico, pero para WWE, es un hombre mediano con un poco de sobrepeso. Por eso, es importante, ahora más que nunca en él, la psicología.

Joe no se convirtió en un campeón dominante con rachas invictas de más de un año en ROH y TNA por su físico, sino más bien, por su psicología, por la interpretación de su personaje asesino. Hace tiempo que toda esa energía había desaparecido, por su estancia excesivamente larga en Impact Wrestling. Pero, en su llegada a WWE NXT, volvimos a ver algo de eso, si bien sus luchas no acababan de ser realmente trascendentales.

Eso se mantuvo en su debut en el main roster. En su primer día en RAW, atacó a Seth Rollins, y le lesionó legítimamente en un segmento muy bien vendido. Pero, en WrestleMania, no apareció, ni en la lucha de su jefe, Triple H, frente a Rollins, ni en la battle royal. No había motivo para esa ausencia, pero no se le vio.

Y tampoco fue muy interesante su feudo frente a Rollins posterior a WrestleMania, al menos dentro del ring. Pero en su rivalidad frente a Lesnar, Joe sí que parecía Joe de verdad.

Hay algunos segmentos de Raw en esta rivalidad que me gustaron bastante. Atacó a Heyman cuando Brock no estaba, con su Coquina Clutch, y legitimó está técnica como la base para su lucha, después de haberla usado para derrotar a Finn Balor. Llegó a las manos con extrema violencia con Lesnar, y también le puso a dormir. Su Sleeper quedó genial, muy creíble, con la cara de Lesnar absolutamente morada. Lo bueno de enfrentar a estos dos es que a ninguno le va a importar que le peguen de verdad.

Cuando Lesnar hizo su retorno a WWE, comenzó a dar grandes luchas, algunas muy largas y violentas. Pero desde su rivalidad con Undertaker en 2015, lo cierto es que no ha dado una lucha larga de verdad. Aún así, sus últimas luchas frente a Randy Orton en SummerSlam 2016 y frente a a Goldberg en WrestleMania, resultaron, a su manera, geniales. Las dos fueron muy cortas, pero contenían una gran historia. La lucha entre Joe y Lesnar es un poco más larga, si bien no mucho más, y destaca, asimismo, por la historia que se cuenta en ella.

Joe hace de Joe, y esa es la buena noticia. No deja que comience la lucha, ataca a Lesnar por la espalda, y lo destruye, con un STJoe sobre la mesa de comentaristas. Lesnar vuelve renqueante a la lucha, mientras el público canta eso de que "Joe va a matarte". Esta parte no entra dentro del propio combate en sí, pero sí que suma una gran energía al ambiente.

Empieza la lucha, que es muy física, con rodillazos y agarrones, hasta que Joe empieza a aplicar la Coquina Clutch. De nuevo, aprieta fortísimo, con mucho realismo. Lesnar consigue quitárselo de encima, dando pie al siempre aburrido Súplex City. Joe lo frena, con un golpe bajo que pasa desapercibido para el referee, para aplicar, otra vez, dormilonas sin parar.

Las dormilonas del samoano son muy buenas, y la cara de Brock se pone como un tomate. Con un Side Slam, el Campeón Universal consigue librarse, para reiniciar su lluvia de Súplexs, hasta que va a por F5, y Joe consigue enganchar una nueva dormilona.

Ahora sí que parece que Lesnar se ahoga, pero cuando peor cara tenía, levanta a Joe para aplicar un F5 definitivo. La lucha resulta bastante buena, con una historia y una estrategia muy claras, y sin que nadie pudiera definirse como bueno o malo.

Puntuación: ***1/2

jueves, 22 de junio de 2017

AJ Styles vs Shinsuke Nakamura vs Sami Zayn vs Baron Corbin vs Dolph Ziggler vs Kevin Owens, WWE Money in the Bank 2017



Money in the Bank, en su edición de 2017, ha sido exclusiva de Smackdown. Aún así, ha habido dos luchas de Money in the Bank, una para el título masculino, y otra para el femenino.

Como el femenino acabó con trampas, en el siguiente programa de Smackdown, se certificó que se repetiría. Me parece una excusa pobre, porque ha habido millones de trampas en peleas de escaleras anteriores. Pero, como no ha sido la lucha definitiva, no la voy a comentar, prefiero hacer review de la próxima que hagan.

Por su parte, la lucha de escaleras masculina ha sido muy aclamada por todo el mundo. Y la participación no es para menos: están en ella tres de los mejores wrestlers del mundo, candidatos, de hecho, a ser el mejor: Shinsuke Nakamura, AJ Styles y Sami Zayn. Además, les acompañan Kevin Owens, Dolph Ziggler y Baron Corbin.

Yo no creo que sea de las mejores Money in the Bank, pero no está mal. Tiene algunas cosas muy buenas. Empieza bien, porque antes de comenzar la lucha, Baron Corbin ataca a Shinsuke Nakamura por la espalda, y le deja en muy mal estado, de tal manera que el japonés no puede comenzar la lucha.

Así, tan solo tenemos a 5 hombres para empezar. Creo que eso es bueno, porque a veces, en este tipo de luchas, hay tantos participantes que todos se difuminan individualmente. Sin embargo, tengo que decir que los primeros minutos son bastante aburridos.

Sami Zayn empieza a destacar en la lucha, presentándose como un underdog capaz de destrozar a los rudos de la contienda. Después, llegan buenos minutos, con un par de spots sobre escaleras bastante buenos. Corbin aplica ChokeSlam sobre Style en una escalera, y este lanza a OwenS sobre otra. Ambos ataques provocan una gran reacción del público. También, AJ, tiene una gran caída, cuando le quitan la escalera y queda colgado del gancho que sujeta el maletín.

Corbin está cerca de atrapar el maletín, pero vuelve a sonar la música de Nakamura, y el Rey del Strong Style vuelve a la batalla. Mientras la gente tararea su música, utiliza sus patadas para matar a todo el mundo. Todos sus rivales quedan noqueados, salvo AJ.

AJ Styles y Shinsuke Nakamura se ven en el ring de WWE, y tenemos un recuerdo implícito de su enfrentamiento en Wrestle Kingdom. De mutuo acuerdo, apartan las escaleras, y tienen un buen intercambio, a golpe limpio. Finalmente, se suben a la escalera y pelean para llevarse el premio, hasta que baron Corbin aparece, les hace caer, y se queda el maletín.

La lucha es bastante buena, tiene varias cosas muy interesantes, aunque también momentos no muy buenos y un final frio. La mayoría de los participantes hacen un buen trabajo. El que peor está es Kevin Owens, que pasa muy desapercibido.

Puntuación: ***3/4

lunes, 12 de junio de 2017

Roman Reigns vs Samoa Joe vs Bray Wyatt vs Seth Rollins vs Finn Balor, WWE Extreme Rules 2017



Hace tiempo que Extreme Rules se convirtió en un evento en el que todas las luchas que había era con unas reglas distintas. Pero no necesariamente extremas. De hecho, muy poco extremas. Debería llamarse el PPV, simplemente, WWE Rules.

Más allá del nombre del PPV, lo más interesante de la edición 2017 de este evento era la lucha a cinco bandas, por hallar un nuevo retador por el Título Universal de WWE. Porque más que un retador a ese título, se buscaba un adversario para Brock Lesnar.

Se suponía que ese rival iba a ser Braun Strowman, el tipo más interesante que hay hoy en día en WWE. Por desgracia, se lesionó, y estará un tiempo fuera. Pero bueno, será una excusa para cocinar un poco más a esa gran estrella en la que se está convirtiendo. Primero, Lesnar tendrá que pelear contra uno de estos 5 tipos: Bray Wyatt, Seth Rollins, Roman Reigns, Finn Balor y Samoa Joe.

Esta es una lucha que la gente ha amado. Posiblemente, y una vez más, haya sido por el resultado: Samoa Joe ganó. Será genial ver a la Samoan Submission Machine meterse en Súplex City, pero hay que tener en cuenta que Lesnar no ha tenido una lucha de verdad desde mediados de 2015, en su última rivalidad con Undertaker. Esperemos, por lo que más queramos, que esto no sea un nuevo squash.

Esta lucha es muy diver, pero no es un MOTYC, ni de lejos, me temo. Tenemos unos primeros minutos bastante aleatorios, con ataques al azar sin mucha historia, hasta que Bray y Joe, los canallas gorditos de la batalla, se unen para apalizar a todo el mundo.

Incluso usan sillas, y hay varios momentos de dudas y tensión entre ellos. Estas dudas se diluyen cuando Wyatt utiliza a Joe como escudo en contra de un vuelo de Rollins. Ya no hay equipos.

Reigns destroza a Balor y Bray con un spear sobre las llamadas barricadas (si queremos hacer una de esas traducciones literales), mientras Rollins vuela sobre la mesa en la que estaba Joe. Así, aprovechan, por primera vez en la lucha, para enfrentarse los dos héroes, en un duelo interesante. Van entrando luchadores al ring, y hay finishers por todos lados, hasta que Joe consigue dormir a Balor con el Coquina Clutch. Samoa Joe gana, y se convierte en el rival de Brock Lesnar.

La pelea es buena, larga y divertida, pero no consigue transcender.

Puntuación: ***1/2

sábado, 3 de junio de 2017

Mr Perfect vs Blue Blazer, WWF Live Event Milan, 08/04/1989



El pasado 23 de mayo, se cumplieron 18 años del fatídico fallecimiento de Owen Hart, uno de los mejores luchadores de la historia del wrestling. Fue un día como ese, en 1999, cuando Owen encarnó por última vez al personaje Blue Blazer, durante el evento Over the Edge de WWF. Entonces, debía aparecer desde la zona alta del estadio, y bajar atado a un arnés, como hicieron otros muchos luchadores en la época. Por desgracia, algo salió mal, y el luchador cayó desde una altura de 23 pies, muriendo sin remedio.

La viuda de Owen siempre odió a WWF por lo ocurrido, y, aunque cogió con gusto los 18 millones de dólares con los que la empresa le indemnizó, nunca permitió que Owen fuera exaltado al Salón de la Fama, algo que su hermano Bret siente profundamente, puesto que no se permite honrar la carrera magnífica de un luchador que sentía pasión por el wrestling.

Yo espero, no obstante, que esa exaltación tenga lugar, tarde o temprano. En principio, no es momento de hacer un especial de Owen, porque tenemos muchas cosas entre manos, y me lo guardaré para cuando el canadiense entre en el Salón, o bien, en el 20 aniversario de su muerte, lo que ocurra primero. Las luchas que entrarán en ese especial no deberían bajar de las 4.5 estrellas. Por ahora, recordaré a ese personaje enmascarado que encarnaba en el momento de su muerte.  

Owen volvió a usar el personaje de Blue Blazer durante sus últimos meses de luchador, en storylines secundarias, incluido un tag team con Jeff Jarret. Pero ese personaje es más antiguo, ya lo usó en la empresa a finales de los 80, cuando era básicamente un jobber. Lo más destacado de esa etapa es su rivalidad con Curt Hennig, Mr Perfect, que les llevó a luchar en WrestleMania 5.

Pero esa lucha fue muy corta, y muy poco importante dentro de la cartelera. He encontrado una de un live show que tuvo lugar en Milan, Italia, y fue transmitido por la televisión italiana. Es un poco más larga, aunque sigue siendo algo secundario, pero tiene más chicha.

Hennig comienza con algunas maniobras de lucha olímpica, pero pronto es frenado por el mayor talento de Owen. Se sale del ring, y la gente le pita por cobarde. Lo cierto es que el público italiano está muy metido, y apoya a Blazer a muerte. 

Owen castiga el brazo de Mr Perfect sin parar. Este se duele, puesto que los ataques son duros y hábiles. El canadiense realiza estiramientos de todo tipo, y Hennig tiene que huir a ringside una vez más, llevándose los abucheos pertinentes. Pero vuelve, y pilla desprevenido a su rival, atacando de una forma muy violenta. Después de un montón de puñetazos, aplica candados variados a cuello y cabeza.

Su castigo es duradero y muy efectivo, pero Hart lleva a cabo un comeback que provoca un gran pop entre el respetable. Ataca hábil y veloz, y vuela con un crossbody, pero Hennig le da la vuelta y realiza él el conteo, llevándose una victoria que no deja mal a su rival ante el público, pero que mantiene su predominancia.

Puntuación: ***

miércoles, 31 de mayo de 2017

Hideo Itami vs Bobby Roode, WWE NXT Takeover Chicago



Bobby Roode consiguió superar a Shinsuke Nakamura, y convertirse en campeón de NXT. Y después de esa rivalidad, le toca luchar con otra leyenda del puroresu contemporáneo: Hideo Itami, anteriormente conocido como KENTA. Y Bobby sigue dando buenas luchas como main eventer de NXT, hasta el punto de que esta es la mejor etapa de su carrera, sin duda.

Ya comentamos que KENTA había vivido un calvario para volver a poder sentirse luchador. Y para que los demás lo consideráramos como tal, porque se había quedado, con tanta lesión, muy atrás de sus compañeros de NXT. Por suerte, aún con una gran cicatriz en el hombro, vuelve a luchar, y eso es lo que nos muestran en el vídeo anterior a la lucha. Como también nos muestran el desprecio del Glorious hacia él. Aún así, KENTA derrotó a Roderick Strong y se ganó este puesto en la pelea titular.

La lucha no es el main event de la noche, puesto el título de parejas se queda, en esta ocasión, con esa posición, pero es bastante buena. Es irónico, porque mucha gente consideraría a Roode como el peor campeón de NXT en cuanto a capacidad in-ring, pero está siendo uno de los mejores campeones. Ha podido poner en práctica un estilo old-school ante buenos rivales que ha dado un gran resultado.

KENTA, que como Nakamura, es experto en patadas, comienza de esa manera la lucha, dando patadones muy stiff. Le pega un puntapié a su rival, y se burla de sus ridículos gestos gloriosos. Pero, pronto, las cosas se igualan.

Roode ataca también con buenos candados al cuello, mientras que KENTA es más directo y frontal. Bobby se lanza a por él, pero se aparta, y el canadiense se come el poste de la esquina, haciéndose daño en el brazo. Itami, en consecuencia, empieza a aplicar palancas y patadas al brazo. El japonés es frenado por un gran Spine Buster, pero cuando Roode busca su Glorious DDT, el dolor en el brazo le impide hacerlo.

Ese dolor se ve aumentado cuando el campeón es lanzado contra las escaleras metálicas, pero más daño aún se hace Hideo, al fallar una dropkick y golpear, también, las escaleras. Ahora, los dos están lisiados, e Itami vende el dolor tan bien como su rival, al ser incapaz de aplicar el GTS. Sin embargo, aún mostrando dolor, Roode consigue conectar su DDT, que no obstante, no es suficiente para ganar.

Después de descansar lo suficiente, KENTA aplicar su finsiher, mientras que el público de Chicago grita "CM PUNK". Bobby cae fuera del ring, así que el retador pierde la oportunidad de ganar. Hideo pega un montón de guantazos a Bobby, pero cuando va a por el GTS, se encuentra con dos Glorious DDT seguidos de su rival, que hacen que la lucha llegue a su fin.

Muy buena lucha titular de nuevo en NXT.

Puntuación: ***3/4

domingo, 28 de mayo de 2017

Hart Foundation vs Demolition, WWF SummerSlam 1990



Hace unos días, se anunció la separación definitiva del equipo Demolition, famoso por su trabajo en WWF a finales de los 80 y principios de los 90. Sé que para muchos será una gran sorpresa saber que aún trabajaban juntos, pero así es.

La empresa Keystone Championship Wrestling, que tiene sede en la ciudad de Broomall, Pennsylvania, realizó un evento hace dos semanas, en el que se presentaron los Demolition, Ax y Smash. En el anuncio del evento, se informó de que sería la última lucha del dúo como pareja. No se dijo nada de un retiro, pero es posible que Ax deje de luchar para siempre, puesto que va a cumplir pronto 70 años, mientras que Smash siga en activo.

En cualquier caso, los tiempos de gloria de los Demolition quedan muy atrás, cuando fueron creados en WWF como contrapartida a los Road Warriors de WCW, luchadores que tenían unas reacciones del público inmensas, no comparables a la de ninguna pareja actual, ni siquiera la de los Hardy. Pero los Demolition eran eminentemente rudos, y así fueron siempre. Además, en un momento dado, WWF firmó a los Road Warriors, los renombró como Legion of Doom, y pudieron tener una buena reunión frente a sus imitadores.

Vamos a ver una lucha de los Demolition en su buena época. Nos vamos al año 1990, al mayor evento del verano, SummerSlam. Los Demolition defendían el WWF World Tag Team Championship en una lucha de 3 caídas ante la Hart Foundation, formada por Bret Hart y Jim Neidhart. Pero Ax no participa en la batalla, puesto que el aparece es Crush, el tercer Demolition que WWE había creado para darle más vidilla a las trampas de estos rudos. No obstante, los títulos pertenecían a los tres, puesto que usaban la regla Freebird, como hoy en día hacen New Day, que permite a tres luchadores ser campeones, y cambiar los integrantes de las peleas en las que se tienen que defender los campeonatos.

Ax y Smash habían ganado el título en WrestleMania 6, al derrotar a Andre the Giant y Haku. Durante primavera y verano, después de que ambos equipos salieran victoriosos en WrestleMania, comenzó una rivalidad, en la que Demolition siempre tenía ventaja gracias a su tercer miembro. Así, se decidió que lucharan en SummerSlam, pero tan solo 2 de los rudos podían estar presentes.

La lucha es buena, de vieja escuela, y con un público entregado. Los heels son muy rudos, muy fuertes y físicos, mientras que los Hart tienen más talento, llevan a cabo ataques a los brazos y buenos intentos de conteo. Es una mezcla de estilos bastante buena.

Después de unos primeros minutos de buena pelea, Bret está a punto de cubrir a Smash con un Inverted DDT, pero no lo consigue. Crush deja KO a Neidhart en ringside, así que entre los dos Demolition destruyen a Bret, con un ataque en equipo.

La segunda caída comienza con un intenso dominio de los tíos con la cara pintada, hasta que los canadienses consiguen un hot tag que obtiene una gran reacción del público. Con un gran ataque en equipo, están a punto de ganar, pero Crush lo evita, cogiendo al referee, Hebner, en brazos. Este le descalifica, igualando así las tornas.

Va a comenzar la tercera caída, y vemos a AX llegar y esconderse bajo el ring. Trampas se aproximan. Después de un rato de lucha, Smash cae a ringside, y Ax sube en su lugar, sin que el referee se dé cuenta del cambio. Mucho más fresco, el rudo tiene ventaja sobre Bret.

Con el referee distraido, Ax y Smash atacan juntos a Bret, cuando el público entra en júbilo, al ver a los Road Warriors, que habían llegado a la empresa poco antes. Legion of Doom destruye a los tramposos, y Bret consigue llevarse con un paquetito al distraído Crush para conseguir la victoria.

Buena lucha, buen ambiente y buen storytelling.

Puntuación: ***1/4

viernes, 26 de mayo de 2017

Jinder Mahal vs Randy Orton, WWE Backlash 2017



Uno de los momentos más sorprendetes de los últimos años en WWE ha tenido lugar en el evento de Smackdown, Backlash 2017. En él, el indio Jinder Mahal se ha convertido en Campeón Mundial de WWE al derrotar a Randy Orton. Es algo que nadie hubiera esperado, ni un loco, hace un mes, y no se puede decir que sea muy justo en términos de méritos deportivos, pero ha ocurrido.

Jinder Mahal debutó en WWE hace unos años, en una storyline en la que intentaba llevar al lado oscuro a The Great Khali. Después de fracasar en ese intento, no tuvo demasiado protagonismo, hasta que entró a formar parte de la divertida tripleta de jobbers 3MB, junto a Drew McIntyre y Heath Slater. Finalmente, tanto el indio como el británico acabaron despedidos, mientras Slater tuvo, de vez en cuando, alguna que otra storyline jocosa.

Después de la división de marcas de WWE, en 2016, la empresa volvió a contratar a Jinder, para la marca Raw. No debieron hacerle grandes promesas, porque nada más llegar, fue a los programas de Main Event. Su firma tan solo servía para que el roster no pareciera demasiado corto. Así estuvo, hasta que a principios de 2017, cuando tuvo una pequeña historia como compañero de maldades de Rusev. Nada importante.

Sin embargo, si que empezó a evidenciar una mejora en su físico enorme. El tío se ha puesto cachas, y eso a Vince le pone mucho. 

En WrestleMania 33, tuvo un papel extrañamente protagonista en la Andre the Giant Battle Royal. Fue el rival de la pelea con el jugador de la NFL Rob Gronkowski y debió gustar su actuación.

Eso, junto a la necesidad de expandir la empresa por otros países, para vender la Network, parece ser un buen motivo para darle un buen push a Mahal. No obstante, como decía Ryback hace unos días, en la India, aunque haya una población muy grande, hay mucha miseria, y es raro conseguir ventas masivas de una cosa tan poco importante. En cualquier caso, el push de Jinder Mahal es un hecho, y ha conseguido lo que muchos, con carreras muy superiores, no han hecho nunca: ganar el WWE World Heavyweight Championship.

WWE usó una técnica muy buena para dar un push a un rudo: montarle un stable. Cogió a dos chicos que tenía por ahí sin hacer mucho, los Bollywood Boyz, también Indios, y los puso como vasallos de Mahal. Con su ayuda, consiguió convertirse en retador número 1, para enfrentarse al campeón Randy Orton en WWE Backlash.

Los indios amargaron la vida de Randy durante las semanas previas al evento, y por eso, comienza la lucha con mucha energía. De hecho, no deja que se hagan las presentaciones, ataca sin parar a Jinder, tirándolo contra las mesas. Precisamente, la falta de intensidad y psicología es, muchas veces, el gran problema de Randy. Pero cuando arregla ese problema, da buenos combates.

Por cierto, durante la lucha, trata con mucho respeto el sombrero de JBL, cuando está luchando en la zona de las mesas. Parece que Orton, de esta manera, lanza un mensaje a favor del comentarista, en una época en la que ha recibido muchas críticas por presuntos casos de bullying. Aunque quizás sea un trato normal, y hasta ahora no me había fijado.

Orton le pega una paliza a Mahal. Suena la campana, y busca el RKO, pero Jinder huye a ringside. Huye varias veces, enfriando la ira de Orton, y le empuja contra el ring, haciéndole daño en el hombro izquierdo.

Esto es perfecto para él, porque su finisher incide especialmente en el hombro izquierdo. Lleva a cabo un trabajo de vieja escuela bastante insistente sobre el hombro y el brazo, y Orton lo vende bastante bien. No obstante, lleva a cabo algún comeback bueno, con Superplex incluido.

Orton se acerca a la victoria, pero entran en juego los hermanos Singh Brothers. No llegan a golpear a Orton, pero sí le amenazan, así que se llevan una paliza. The Viper conecta un RKO, pero los lacayos de Mahal le sacan del ring, impidiendo la segura victoria del campeón.

Ahora sí que Orton destruye a los dos pequeños indios, rematándolos con un duble DDT desde la segunda. Pero Jinder llega por la espalda, y aplica el Arm Trap Neckbreaker, para ganar el combate y el WWE World Heavyweight Championship.

La lucha es bastante buena, quizás la primera importante en la carrera de Mahal. No ha debido tener muchos combates single en PPV desde que llegó a WWE. Pero aquí rinde bien, con un modelo de lucha old school. Veremos, hasta dónde llega esto. 

Puntuación: ***1/2

miércoles, 24 de mayo de 2017

The Authors of Pain vs DIY vs The Revival, WWE NXT TakeOver Orlando




La división tag de NXT se ha convertido en una de las mejores cosas de WWE en los últimos años. Durante 2016, The Revival dieron grandes combates ante American Alpha y DYC, estandarizando un gran nivel, que continúa hasta ahora.

Durante esos meses, llegó también a NXT una nueva pareja, The Authors of Pain, unas bestias enormes, con un manager clásico: Paul Ellering, famoso por su trabajo con los Road Warriors. Las comparaciones no se han hecho esperar, siempre en tono negativo. Pero llegar al nivel de aquellos es un absurdo, no caben comparaciones. Ninguna pareja, jamás, tendrá la reacción que tenían Animal y Hawk. 

Authors of Pain se convirtieron en campeones en parejas de NXT, ante la ira de los aficionados internautas, que no entienden la importancia de este tipo de personajes en WWE, y solo quieren luchadores indies dando saltos. Sin embargo yo creo que estos dos tipos pueden aportar mucho en el roster principal, porque no hay nada parecido ahora mismo.

En Takeover Orlando, teníamos una triple amenaza por el título en parejas, con los Authors, DIY (Gargano y Ciampa) y los propios Revival, que se despedían de NXT para ir a RAW. 

Muy buena Triple Amenaza, con un turn-face de Revival incluido, que se mantiene en RAW posteriormente, creo. Comienza la batalla con los grandotes, a los que aún no puedo diferenciar, saliendo dominantes de todo enfrentamiento individual que llevan a cabo. Los DIY intentan dar el relevo a Revival, y estos pasan de ellos, así que, posteriormente, Gargano y Ciampa hacen lo propio. De esta manera, los campeones siguen con su dominio.

Hasta que los otros 4 se dan cuenta de que, tan solo colaborando, pueden tener una posibilidad. Cuando DIY intenta hacer un doble Suplex sobre uno de los authors hacia una mesa de ringside, y este se resiste agarrado a las cuerdas, Dash y Dawson golpean desde el ring, permitiendo la realización del doloroso ataque.

Así, tenemos durante unos muy buenos minutos, una lucha de 2 contra 4, en la que Revival se relaciona con el público muy bien. Tenemos incluida una doble llave a piernas y cabeza, con Dawson aplicando por un lado, y Gargano por otro. Esta lucha es de eliminación, así que es una gran estrategia. Los otros dos luchadores sujetan al monstruo restante, pero este los usa como armas arrojadizas para romper la llave sobre su compañero.

Continúan los ataques a cuatro bandas, haciendo muy creíble la derrota de los campeones. Pero estos se recuperan pronto, así que hay poco tiempo para que las otras dos parejas luchen entre sí, a pesar del intento de Revival de golpear por la espalda. Gargano y Dash vuelan con tope suicida contra los Authors of Pain, y luego Ciampa quiere hacer lo mismo desde el esquinero, pero Dawson lo evita y aplica Suplex desde ahí para caer volando sobre los otros 4. Es un movimiento muy arriesgado, pero queda genial.

Tras eso, los campeones eliminan fácilmente a Ciampa, lo que es bastante sorprendente, porque tenemos en la final a dos equipos que partían como rudos, aunque uno de ellos ha dejado de serlo en directo. Estos minutos son un poco peores, y se saldan con una victoria de  Akam y Rezar sin excesivos contratiempos.

Puntuación: ***3/4

martes, 23 de mayo de 2017

Asuka vs Ember Moon, WWE NXT TakeOver Orlando




Tras la salida de las 4 Jinetes (Charlotte, Bayley, Lynch y Banks), la japonesa Asuka, conocida anteriormente como Kana, se hizo cargo de la división femenina de NXT. Y tal ha sido su dominio en esa división, que está imbatida, y lleva una racha de victorias legítima que ya supera ampliamente a la exagerada racha de Goldberg en WCW.

Eso parece algo genial para ella, pero tiene consecuencias negativas también. Ninguna otra mujer en NXT ha avanzado demasiado en el último año, ya no pasan ahí las cosas que pasaron en otra época. Tampoco es que WWE necesite ahora mismo más mujeres en sus grandes ligas, pero estaría bien que se fueran formando nuevas estrellas. Al menos, hay un torneo femenino preparado para dentro de unos meses, en el que estarán algunas de las mejores luchadoras del mundo, así que, seguramente, salgan cosas de ahí.

En Takeover: Orlando, en la semana de WrestleMania 33, Asuka debía defender el título de NXT ante Ember Moon, una luchadora experimentada que tiene buena pinta. La lucha entre ellas tuvo algunas críticas muy buenas, aunque a mí me dejó un poco frío.

La pelea comienza bastante bien, con una gran igualdad, incluidos empates en varios movimientos. Las luchadoras incluso tienen tiempo para "trollearse" un poco entre ellas, para vacilarse. Aunque sonríen, se nota en el ambiente que la cosa se está calentando bastante.

Y explota con un intercambio de golpes bastante potente, que va metiendo al público en la lucha. Hay algún codazo de Ember muy poderoso, y patadas en el pecho de Asuka muy dañinas. La japonesa intenta ahogar a su rival con varias sleepers, pero no lo consigue. Las hostilidades continúan hasta que Asuka usa al referee como arma arrojadiza contra Moon, para, después, rematarla con una patada en la cabeza.

Puntuación: ***

lunes, 22 de mayo de 2017

Big Show vs Mark Henry, WWE Vengeance 2011



Comentamos recientemente la nueva destrucción del ring que protagonizaron Braun Strowman y Big Show en un programa de Raw de abril de 2017. Pues bien, por un ánimo completista, quería mirar la lucha entre Mark Henry y Big Show en Vengeance 2011, en la que tuvo lugar la segunda caída. La primera ocurrió en 2003, con Lesnar involucrado, aunque esa ya la miramos en su día.

Además, quería ver la lucha entre Henry y Show, porque es muy parecida a la de Show y Strowman, y porque me gustó mucho esa etapa del moreno. Desde el draft 2011, en el que fue enviado a Smackdown, volvió a convertirse en la máquina de destrucción que algún día fue, pero por primera vez lo fue de verdad, con éxito y grandes victorias. Arrasó a todos los héroes de Smackdown, y se convirtió en Campeón Mundial al derrotar a Randy Orton en buenas luchas, de forma totalmente limpia, algo que, en esa época, no pasaba nunca.

Su primera víctima fue Big Show, que estuvo fuera de acción por las lesiones que le provocó durante meses. Pero volvió, a buscar venganza, y de paso, a volver a ser Campeón Mundial muchos años después. Y se vieron, en un duelo mano a mano en Vengeance.

Como digo, la lucha es bastante similar a la que Big Show y Strowman tuvieron hace poco. Comienzan agarrándose y empujandose como dos mulas, hasta que Henry se ve perdedor, e intenta huir con el título.

Pero era una trampa. Show lo mete en el ring, y sube detrás, pero Henry aprovecha para atacarle la pierna, la misma que le lesionó meses atrás. Aplica un gran Body Slam, y castiga la pierna durante varios minutos con intensidad.

Show vuelve a la lucha, y consigue aplicar Body Slam y ChokeSlam. No son suficientes para vencer a Henry, como tampoco lo es por su parte el World Strongest Slam. El campeón sobrevive a un segundo ChokeSlam de Big Show desde el esquinero, y la gente alucina.

La lucha, aunque es de gigantes, está muy bien, y es muy intensa, porque se están dando de lo lindo. Show sube ahora al esquinero, pero Henry llega antes de que pueda volar, y aplica Superplex, tirando el ring abajo, y extendiendo la rivalidad, que duraría hasta Royal Rumble. De nuevo, la reacción del público es muy buena, y queda muy emocionado, porque sabe que está presenciando algo que pasa muy pocas veces en la historia.

Puntuación: ***1/4

domingo, 21 de mayo de 2017

Braun Strowman vs Big Show, WWE RAW 17/04/2017



Se suponía que Big Show lucharía frente a Shaq O'Neal en WrestleMania 33. De hecho, se preparó a fondo para esa lucha, que debía ser su último gran combate en el mayor evento del año. Pero Shaq es un tipo grande, orgulloso, y con mucha pasta y muchas oportunidades. WWE tonteó un poco con él, y pasó de la empresa. Por lo visto, quisieron cambiar el tipo de lucha, convertirla en un 3 vs 3, y eso no le gustó al jugador de baloncesto. También hay que decir que una lucha en singles con un tío que no es wrestler podría ser catastrófica, y no sabemos si Shaq estaba dispuesto a entrenar lo suficiente, porque es un hombre ocupado.

Show se quedó sin su gran momento, y participó en la Andre the Giant Battle Royal. Esperábamos, entonces, un buen enfrentamiento ahí entre el Show y Braun Strowman, como un buen main event que habían tenido en Raw. Pero eso también se quedó en nada, y esos dos luchadores perdieron su sitio en WrestleMania.

Tampoco era justo para Braun, que se estaba convirtiendo en un arma de destrucción masiva muy interesante, hasta que fue derrotado en FastLane por Roman Reigns. Pero, por suerte, nada más terminar la temporada de WrestleMania, Braun volvió a todo lo alto.

Después de vencer a Goldberg, Lesnar declaró que tan solo le quedaba un rival posible: Roman Reigns. Pero Braun apareció, para declarar que él también está aquí. Y, realmente, aunque parecía que, después de vencer a Undertaker, todo se centraría en Reigns y en su camino hacía el título en WrestleMania 34, apareció Braun Strowman, y lo destruyó por completo.

Muchísimas visitas en Youtube provocó el ataque desalmado de Braun sobre Reigns, llegando a volcar una ambulancia con él dentro. Incluso llegó a vencerle en PPV. Lástima que después se lesionara, y que vaya a estar fuera por 6 meses. Realmente se estaba convirtiendo en una gran bestia, y todo lo que hacía era oro. Un combate contra Lesnar podría ser muy interesante.

Después del brutal ataque de Braun sobre Reigns, este quedó fuera de televisión durante unas semanas, y Braun buscaba rivales. Pasó por backstage, atacando a todo el mundo, y llegó a tirar a Kalisto a un cubo de basura. Hasta que salió de la nada Big Show, que le empujó y lo estampó contra la pared. Braun se sintió humillado, y encontró un rival de su tamaño para esa noche.

Show no tuvo su momento en WrestleMania, pero volvió a ser importante en un programa de Raw, en un muy buen main event, con un público que se mantuvo muy metido a pesar de ser una lucha entre dos monstruos. Además, presenciamos la tercera destrucción del ring en la historia de la empresa, como comentaremos al final de la reseña. Otros 7 millones de visitas tiene en Youtube el canal de WWE gracias al vídeo de esta lucha.

Strowman no espera a que Show llegue al ring, y le ataca, pero el gigante (el más gigante, quiero decir), responde bien, y hace que Braun se trague las escaleras metálicas y las vallas. Posteriormente, vemos en el pecho una herida en el heel, que posiblemente sea de uno de estos ataques.

Durante la lucha, hay una parte de llaveo a los brazos bastante sorprendente, y una Drop Kick baja por parte de ambos, que verdaderamente se esfuerzan por dar un buen combate y que el público no se aburra por su lentitud. Hay momentos largos de dominio por parte de Braun, pero Big Show consigue aplicar tanto el ChokeSlam como un KO Punch, este último mientras Strowman volaba. Ninguno de los dos ataques consigue acabar con su oponente.

Tampoco un poderoso Power Slam de Braun da por finalizada la lucha. Show busca una y otra vez el Superplex, pero no lo consigue. De hecho, es él el que se lo traga, y como decía antes, por tercera vez en su carrera, destroza el ring al recibir el súplex desde la tercera. La gente observa esto totalmente anonadada, y queda bastante impresionante. Creo que, técnicamente, lo han hecho mejor que en otras ocasiones.

En las tres ocasiones en las que el ring ha sido destruido por un Superplex, el protagonista de la caída ha sido Big Show, Quizás hubiera sido más impresionante con The Great Khali o Viscera, pero nadie hubiera conseguido levantarlos, y quizás hubieran muerto. La primera vez que esto ocurrió, fue el 12 de julio de 2003, en un programa de Smackdown, en el que Lesnar aplicó un súplex sobre Show para derribar el ring. Esto mismo ocurrió 8 años más tarde, en Vengance 2011, durante un potente duelo entre el gigante y Mark Henry. Como Lesnar había estado mucho tiempo fuera de la empresa, los creativos pensaron que era el momento perfecto para recrear ese hecho, actualizarlo y regarlarle el logro a un luchador mucho más fiel a la compañía, como Mark Henry.

Pero meses después, Lesnar volvió a WWE, y cuando tuvo una nueva rivalidad con Big Show, se volvió a reseñar su destrucción del ring, olvidando la de Henry. Parece que en WWE se piensa que ese hecho debe ser considerado único siempre, porque ahora que, después de otros 6 años, Strowman a vuelto a romper el ring lanzando a Show desde la esquina, la empresa publicó un vídeo en su canal de Youtube, con los mejores momentos en la historia en los que el ring había quedado dañado, y fue encabezado por el Superplex de Strowman sobre Show, mientras que los otros dos no salían en la lista. Qué tontería.

Pero hay que alabar la capacidad de Big Show para mantenerse como luchador de primer nivel a lo largo de las décadas, para poder llevar a cabo una de estas acciones cada 7 años, de forma que, cada vez que la vuelve a hacer, hay una generación nueva de televidentes que no lo habían presenciado nunca. Genial.

Puntuación: ***1/4

domingo, 14 de mayo de 2017

Hideo Itami vs Roderick Strong WWE NXT 10/05/2017



En el último post, recordábamos los primeros años en la carrera de Kenta Kobayashi, en una de sus luchas ante su maestro y tocayo, Kenta Kobashi. Hoy, vamos a revisar la lucha que puede significar su resurrección para el mundo del wrestling.

En un programa de WWE NXT de mayo de 2017, Itami se enfrenta a Roderick Strong para determinar al próximo retador por el título de NXT. Tenemos, una vez más en NXT, a dos tipos que tienen una experiencia en el mundo del wrestling de un montón de años, y de cientos de luchas de gran nivel. Les espera un futuro incierto, eso sí, en la empresa, porque a medio plazo, va a ser difícil colocar a todos los luchadores que se han contratado durante los últimos años.

La lucha que tienen aquí está bastante bien, aunque no tiene un buen público, y se ve afectada por los continuos cortes publicitarios. Además, son anuncios de productos propios, podrían emitirse en cualquier otro momento, pero cortan una y otra vez la acción, en el main event. No me parece muy respetuoso.

Kenta, como es de esperar, va a por la cabeza de su rival, hasta que este le frena, y aplica buenas llaves a su espalda, quebradoras bastante potentes, y un lanzamiento contra el borde del ring. En la última parte de la lucha, los luchadores se desatan y van subiendo la intensidad, hasta que Itami conecta un GTS que le da la victoria.

Para ser una lucha de programa semanal, esta está muy bien, aunque creo que en un Takeover podrían hacer algo mucho mejor.

Puntuación: ***1/4

domingo, 7 de mayo de 2017

Bobby Roode vs Shinsuke Nakamura, WWE NXT Takeover Orlando




La lucha entre Nakamura y Roode por el título de NXT en el primer Takeover de enero, me gustó mucho, y creo que hasta ahora es la mejor lucha de WWE en el año. Pero también vi que, aunque a los fans, en general, les gustó mucho Takeover, no les gustó tanto esa lucha.

De nuevo, el resultado es el motivo de las malas críticas. Y es una pena ver a gente que parece saber de esto, hacer juicios basándose en quién gane o pierda. Creo que en Takeover: Orlando, ha vuelto a pasar lo mismo, y de una forma flagrante. El Roode vs Nakamura en el fin de semana de WrestleMania ha sido muy bueno, lo mejor del evento.

Y a mí el resultado tampoco me gusta mucho, pero no por eso la pelea es mejor o peor. Cuando me enteré de que Chris Hero volvía a NXT, lo único que quería era ver en Orlando una lucha entre él y Nakamura por el título. Sería un gran duelo entre rodillazos y codazos. Siempre he pensado que Hero sería un buen fichaje para NJPW. Pero se ha ido a WWE, como todo el mundo. Hay demasiada gente en NXT ahora, por la estrategia de eliminar a la competencia.

Pero NXT tiene algo malo, y es que no hay storyline prácticamente sobre los campeonatos, y ningún campeón retiene el título más de una rivalidad. Vencen varias veces al anterior campeón, y luego son derrotados por el siguiente, para pasar al roster principal. Pero llegan al mismo como perdedores. Nakamura debería llegar a Smackdown como el asesino que es, y no como alguien que ha perdido a la primera de cambio. Eso sí que lo están haciendo bien con Asuka, cuyo streak ha superado ya al de Goldberg, aunque no creo que lo hagan oficial.

Nos vamos a Orlando, un muy buen evento de Takeover que tiene como lucha principal el combate por el campeonato de NXT, entre Roode y Nakamura. Tenemos para empezar el duelo entre temas musicales. A Bobby le acompañan dos pianistas. Son dos grandes temas.

Después de las maravillosas introducciones, comienzan las hostilidades, con un público muy metido en la acción. Naka reta a su rival, y este se pone chulito, por lo que se lleva un buen par de patadas en el pecho, para que calle la boca, y pelee. Y eso intenta, pero se lleva más patadas.

Roode se recupera, y castiga muy bien el cuello del japonés. No es muy técnico, pero sí muy insistente. De esta manera, daña a su rival para poder derrotarle a posteriori con su DDT. 

En la anterior pelea entre ambos, Shinsuke salió con una pierna en mal estado, de tal manera que incluso se dudó de que pudiera luchar aquí. Pues bien, después de dar un montón de patadas y recibir un gran clothesline, Nakamura se lanza con un rodillazo hacia el esquinero, y es esquivado por el campeón, haciéndose mucho daño en la pierna herida. Se duele de forma lastimosa, y Roode lo aprovecha, comenzando una nueva rutina de castigo, en este caso, a la extremidad inferior izquierda del retador.

Nakamura está cojo después de recibir mucho daño en la pierna, pero consigue atrapar a Bobby con una palanca al brazo. La transforma en Triangle Shock, y después, de nuevo en palanca. También le patea con maldad. Ahora los dos están heridos.

El Rey del Strong Style vuelve a darse un buen golpe en la pierna, cuando parecía que se recuperaba. Bobby ataca, pero vende muy bien su dolor en el brazo, así que está limitado. Nakamura busca el Kinsasha desesperadamente, pero recibe el Glorious DDT. Nakamura resiste, y Roode pierde la paciencia.

El campeón busca la campana para golpear a su rival con ella, pero el referee no se lo permite. Shinsuke le deja KO, y va de nuevo a por su patada fatal. Pero es recibido por un poderoso spinebuster, y es rematado con otro Glorious DDT impulsado desde el esquinero. Roode resulta vencedor.

De nuevo, esta lucha es muy buena. No tiene un final tan genial como el de la anterior, pero el cuerpo de la batalla es superior. Roode demuestra que puede dar grandes luchas, que es algo que no le habíamos visto en TNA, pero bueno, ahí nadie lucha bien. En perspectiva, podemos pensar que tiene un interesante futuro en WWE, ya que físicamente cumple con los requerimientos de la empresa para sus grandes estrellas; tiene un estilo old-school que también es constante en sus héroes, y su personaje mola. Tan solo tiene en su contra la edad, puesto que va a cumplir pronto los 40. Aún así,  tiene unos cuantos años buenos.

Puntuación: ****1/4